El líder de Vox Baleares, Jorge Campos, ha considerado que la dimisión hecha pública este martes de la diputada de Vox Malena Contestí de los cargos de Actua se debe a "una conspiración" por parte de un grupo de personas que "quiere acabar con Vox Baleares y hacerse con el poder del partido en el archipiélago".    

Noticias relacionadas

En rueda de prensa tras conocerse la dimisión, Campos ha expresado su "sorpresa" por no haber recibido "ningún tipo de comunicación" por parte de la diputada, si bien ha explicado que Vox España ha podido contactar con ella y les ha trasladado su "arrepentimiento, vergüenza y error" por haber tomado dicha decisión "al ceder a presiones"

Contestí deja Vox

La diputada en el Congreso por Vox Baleares Malena Contestí ha anunciado este martes que se da de baja del partido "tras las informaciones sobre las presuntas irregularidades en ActuaBaleares aparecidas en prensa en los últimos días, y no habiendo recibido explicaciones satisfactorias".

"He tomado la decisión de dimitir de todos mis cargos en ActuaBaleares y de tramitar mi baja del partido con efecto inmediato, habiendo ya sido notificado al presidente del partido Jorge Campos mediante burofax", ha anunciado Contestí, que mantendrá su escaño en el Congreso, al que optó en esta filial de Vox en las islas.

Varios medios han informado de supuestos cobros por parte de cinco miembros de la cúpula de Vox Baleares, antes de la campaña electoral, por medio de facturas por asesorías jurídicas que no se habrían prestado. Sobre este asunto, el diputado autonómico y presidente del partido ultraderechista en Baleares, Jorge Campos, ha dicho este martes en una rueda de prensa que "no hay absolutamente nada de todo eso" y lo ha atribuido a filtraciones de la extesorera del partido.

Contestí ocupaba una de las cuatro vicepresidencias de Vox Baleares, la correspondiente a Relaciones Institucionales, y fue cabeza de lista de la formación a las elecciones generales, en las que resultó elegida.

"Decisión difícil"

"Es una decisión muy difícil para mí, pero que asumo en coherencia con mi integridad", ha dicho Contestí, que es licenciada en Derecho en Esade.

Sobre las presuntas irregularidades, Campos ha atribuido este martes "esas filtraciones" a la extesorera del partido y al hecho de que tras no acceder a un cargo ha optado por "remitir todo tipo de falsedades". "Sale de una extesorera con rabieta de no haber obtenido el puesto que ansiaba, no le voy a dar más credibilidad", ha añadido.

El presidente de la formación en las islas ha recalcado que Vox se financia "al cien por cien de forma privada" si bien empezará a cobrar por la representación institucional que ha obtenido en las elecciones. "No podemos renunciar aunque quisiéramos. Nos obligan a abrir cuentas bancarias para recibir ese dinero", ha dicho Campos, que ha insistido en que por el momento no han recibido "ni un euro público".