"Tranquilidad e indignación". Así ha explicado José Luis Ábalos cómo se siente respecto a la denuncia de Podemos por la 'Operación Chamartín' ante la Fiscalía Anticorrupción acusándole a él, Josep Borrell y el resto de ministros de Fomento durante esta etapa. A todos les acusa de prevaricación, cohecho y malversación.

Noticias relacionadas

La indignación la ha achacado al absurdo de que Podemos se autodenuncie: "Es una denuncia de Podemos contra la gestión de Podemos. Apoyada por la propia Podemos pero sin citarlo", ha afirmado en referencia a Manuela Carmena, exalcadesa de Madrid. "¿Es una venganza entre ellos, un ajuste de cuentas? Y nos tienen que implicar a otros que no tienen nada que ver", ha añadido.

Ábalos ha dicho que está indignado "porque es un acto de desconfianza e hiocresía en el entorno político en el que se produce". "Me enteré por la prensa. Apoyé políticamente el proyecto que defendía la alcaldesa anterior. Que tenga que verme envuelto en una denuncia que no tengo nada que ver", ha añadido.

Afirma, no obstante, que está tranquilo "porque de todos los personajes" es el último que ha llegado y no ha "hecho nada que no estuviera hecho", ha afirmado el ministro de Fomento en funciones sobre la querella que afecta a más cargos políticos y técnicos.

El ministro ha criticado que cuando se ha sacado pecho de la aprobación del plan no ha aparecido "en el recorrido meritorio pero sí en la denuncia". "Se utiliza para manchar la reputación. ¿Cuánto hace que el PSOE no gobierna en Madrid? ¿A qué viene esto?", ha preguntado retóricamente.

Ha recordado que el miércoles ya pidió explicaciones a la dirección general de Podemos. Lo hizo en Twitter a Pablo Echenique, "en lo que es su especialidad", con la "obsesión todos los días con decir alguna barbaridad".

"La Operación Chamartín se produjo cuando Echenique era secretario general. ¿Por qué no investigó entonces?", ha manifestado.