El PSOE filtró pasadas las 21.40 horas de la noche un documento con la última oferta que supuestamente le habría hecho llegar Carmen Calvo a Pablo Echenique. En el documento hecho llegar a los medios, los socialistas decían haberle llegado a ofrecer a Unidas Podemos hasta siete ministerios distintos en diferentes fases de la negociación y haber aceptado "la exigencia" de una vicepresidencia para Irene Montero.

Noticias relacionadas

Pero el equipo más cercano a Iglesias negaba veracidad a ese supuesto documento de ofertas socialistas. "La última oferta que hacía el PSOE esta mañana no es ni por asomo lo que cuentan ahora". Según este portavoz de Podemos, "el PSOE trata de romper todos los puentes y filtra a la opinión pública multitud de documentos". Es más, añade que "nos han llegado a decir que no podemos tener la cartera de Trabajo porque 'somos incómodos para la CEOE'".

Según las citadas fuentes del PSOE, esta "última palabra" hecha llegar en la misma tarde de este miércoles habría sido la de que la formación morada asumiera el Ministerio de Vivienda y Economía Social -de nueva creación-, que incluiría la actual Secretaría General de Vivienda; el Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales y Consumo, con la actual Secretaría General de Sanidad y Consumo -y que incluiría las políticas de Dependencia-; y un nuevo Ministerio de Igualdad, heredero de la actual Secretaría de Estado de Igualdad.

A todo esto se añadía la vicepresidencia de Asuntos Sociales, con la presidencia de la Comisión Delegada para coordinar todas las políticas sociales del Gobierno, con los contenidos de todas las áreas de Bienestar social y Dependencia (incluye la actual Secretaría de Estado de Servicios Sociales), y añadiendo el Comisionado para la Pobreza Infantil (con rango de Subsecretario).

Un documento "con truco"

Pero en Podemos alegan que si bien "es cierto nos han hecho en estos dos días diferentes propuestas de ministerios inexistentes o vacíos", nunca han sido "todos juntos sino siempre por separado". En el tono utilizado para la nota pública, las fuentes de Podemos demuestran que la confianza se ha roto definitivamente entre las dos partes: "Ese documento que han enviado tiene truco". Y explican dos trampas que según ellos incluye el texto.

Para empezar, "el PSOE dice que ofrece Vivienda, pero sin capacidad para regular el precio de los alquileres o para que no haya desahucios sin alternativa habitacional", afirma Podemos.

Y además, "puede parecer que las han ofrecido de manera acumulativa y no ha sido así, nunca estaría Podemos en más de uno o dos de los [ministerios] que aparecen en ese listado y siempre para evitar acceder a compartir los ministerios que nos permitirían desarrollar políticas sociales".

En todo caso, el partido morado se guarda una bala de esperanza. Irene Montero, que votará telemáticamente desde su casa, dado su avanzado estado de gestación, ha pedido poder hacerlo hasta cinco minutos antes del inicio de la sesión de este jueves. Podemos sigue "apostando por un Gobierno de coalición", pero "no a cualquier precio" si no le dejan desarrollar las competencias de las políticas sociales. Así las cosas, una alta fuente de Podemos citada por Reuters anunciaba "nos vamos a septiembre".

"Es falso", "es inflexible"

Sin embargo, según las fuentes socialistas, el jefe negociador de Unidas Podemos habría rechazado todas las ofertas, incluyendo ésta última de tres ministerios que Podemos dice que es falsa. Dice el PSOE que Echenique se habría remitido de manera "inflexible" a otro documento filtrado por el PSOE como "exigencias" de los morados. La formación de  Pablo Iglesias contestó a este periódico que el papel hecho público por el PSOE era un mero texto de referencia negociadora para iniciar conversaciones, jamás una lista de exigencias inamovible.

En todo caso, los dos folios eran reconocidos como propios por Unidas Podemos. E incluían una vicepresidencia y cinco ministerios. Concretamente, una vicepresidencia de Derechos Sociales y Medioambientales y las cinco carteras de: Derechos Sociales, Igualdad y Economía de los Cuidados; Trabajo, Seguridad Social y Lucha contra la Precariedad; Transición Energética, Medioambiente y Derechos de los Animales; Justicia Fiscal y Lucha contra el Fraude y Ciencia, Innovación, Universidades y Economía Digital.

El equipo de Iglesias, pasadas las 22.40 de la noche acusaba al PSOE de que "nunca ha hecho una oferta que nos permitiese desarrollar las políticas que estamos planteando: subir el Salario Mínimo, acabar con la temporalidad, escuelas gratuitas de 0-3 años, bajar la factura de la luz, medidas para combatir la emergencia climática, etc... 

De hecho, la vicepresidenta primera del Congreso y dirigente de Podemos, Gloria Elizo, calificó de "sencillamente mentira" que ésa hubiera sido la última oferta del PSOE a su formación política.

La tensión se mascaba desde la mañana, cuando los de Pablo Iglesias filtraban a los medios que no veían "avances" en la última oferta entregada por la parta socialista. Y aún fue más evidente que la ruptura era inminente al anunciar el equipo de Pablo Iglesias que el presidente en funciones había llamado a su supuesto "socio preferente" para confirmarle que no le pensaba conceder ninguna de las competencias que le reclamaba para construir un Gobierno de coalición.

Las ciitadas fuentes de Podemos, muy cercanas a Iglesias aseguraban a poco más de 12 horas de la segunda votación de investidura que sólo podrán votar a favor de Sánchez si éste les concede "competencias para desarrollar políticas sociales en Igualdad, Trabajo, Hacienda y Transición Ecológica". Pero que, lamentablemente, "con las ofertas que nos están haciendo no es posible".