Podemos ha reaccionado en bloque a las declaraciones este jueves del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en las que ha descartado tajante que Pablo Iglesias pueda ser vicepresidente en un hipotético gobierno de coalición porque necesita uno, ha dicho, que "defienda la democracia española". 

Noticias relacionadas

"Hoy el presidente del Gobierno ha llegado a decir que Pablo Iglesias no defiende la democracia. No todo vale, y menos entre fuerzas políticas que aspiran a gobernar juntas y por tanto, a respetarse y entenderse. Sánchez debe rectificar", ha tuiteado la portavoz parlamentaria de Unidas Podemos, Irene Montero.

Al mismo tiempo y en la misma red social, el responsable del Comité Negociador de Pactos del partido, Pablo Echenique, ha comentado: "Es obvio que vetar a Pablo Iglesias es vetarnos a todos. Es vetar a Unidas Podemos, a todos sus dirigentes y a sus 3,7 millones de votantes. Igual que vetar a Pedro Sánchez sería exactamente lo mismo que vetar al PSOE".

Son sólo dos de las numerosas respuestas desde las filas moradas a la entrevista a Sánchez en laSexta, en la que, pese a la dura afirmación en la que descarta a Iglesias como número 2, ha seguido ofreciendo a sus potenciales socios una coalición siempre que los ministros que aporten sean "independientes" y "cualificados". Si la investidura fracasa en julio, ha reiterado, no habrá una segunda oportunidad en septiembre, abriendo la puerta a unas nuevas elecciones.

En Podemos también molesta que Sánchez asegurara el lunes en la SER que Iglesias le pidió un cargo y este jueves no haya mantenido lo mismo. Para éstos, el presidente no va con la verdad por delante en sus intervenciones públicas, a lo que añaden que en esta última ocasión ha ido demasiado lejos al negar que Iglesias defienda la democracia por referirse a los políticos presos como "presos políticos".