La socialista Concha Andreu no será presidenta de La Rioja. El voto en contra de la diputada regional de Podemos Raquel Romero ha impedido, por segunda vez en una semana, que la candidata del PSOE sea investida como presidenta de esta comunidad.

 

Se ha repetido la situación que ya se escenificó el martes, en la primera sesión de investidura, cuando Podemos tumbó el nombramiento de Andreu. Este jueves, la candidata del PSOE ha cosechado los votos a favor de los 15 diputados del Grupo Socialista y el voto de la diputada regional de Izquierda Unida Henar Moreno, con quien se había alcanzado un acuerdo programático. 

Pero no han conseguido sumar el voto favorable de Podemos. Los socialistas les habían planteado dos Viceconsejerías y una Dirección General, lo que Raquel Romero, única diputada de la formación morada, no ha aceptado porque insiste en el deseo de formar parte del Consejo de Gobierno, a lo que el PSOE se opone.

Negociaciones rotas

Horas antes del pleno, los miembros de la delegación del PSOE en la mesa de negociación en la que, desde este miércoles por la tarde se está hablando con Podemos para un acuerdo sobre la formación del Gobierno en la comunidad, se han levantado y han abandonado el encuentro. 

De este modo, y después de que la negociación empezara sobre las 10 de la mañana, se rompía la posibilidad de acuerdo para la investidura de Andreu, cuando quedaba apenas hora y media para que se celebre la segunda votación en el Parlamento regional.

La reunión ha durado cerca de veinte minutos y, al mantenerse ambos partidos en las posiciones que mantuvieron anoche, los socialistas se han levantado de la mesa y la coalición morada continúa en la misma.

Según un mensaje de Whatsapp enviado por Podemos, "las negociaciones se han roto, el PSOE se ha levantado de la mesa y Podemos sigue sentado esperando a que recapaciten". "Porque el voto será NO", indicaba la formación 'morada' en su mensaje.