El pacto para gobernar la Comunidad de Madrid no ha sido la única convergencia de Ciudadanos y PP en las últimas horas. Ambos partidos se han unido también para pedir la dimisión del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por sus declaraciones que, consideran, motivaron el acoso al partido anranja durante este fin de semana en las fiestas del Orgullo.

Noticias relacionadas

"La fiesta del Orgullo debe ser una fiesta de convivencia, de libertad y de respeto. El ministro del Interior tiene que garantizar la seguridad. Marlaska debe comparecer, explicarse y si no lo hace, que dimita" ha afirmado la vicesecretaria de Política Social del PP, Cuca Gamarra.

Sus declaraciones en TVE van en consonancia con las de Begoña Villacís, que ha pedido al ministro que sea "mucho más responsable": "Pedimos que dimita como hubiera hecho en cualquier otro país".

De hecho, ha cargado contra la izquierda asegurando que "tienen muy mal perder". Ha criticado que las revindicaciones del Orgullo "están siendo patrimonizadas por la extrema izquierda".

"Me parece increíble que nos pidan autocrítica. Las víctimas son las que tienen que hacerlo. Es tanto como legitimar la violencia", Hay mucha gente que está recorriendo un camino muy peligroso, justificando lo ocurrido", ha afirmado la vicealcaldesa de Madrid en Antena 3.

Ha lamentado el "acoso de cientos de personas, que miraban con cosa de odio, tiraban cerveza, latas", e incluso les tiraban algo que ha considerado "escatológico". Nos estaban "acosando e insultando", ha explicado Villacís.

La vicealcaldesa ha pedido que se mire "el pacto en Madrid" para encontrar "una sola medida contra los derechos LGTBI", asegurando que no la hay y que "se va a seguir luchando por eso".

Villacís ha negado que el acoso de este fin de semana se deba a los pactos, considerando eso "una excusa", porque pasó "el año pasado también y en San Isidiro".

"La Policía tardó en llegar"

Villacís ha acusado a la Policía Nacional de "tardar mucho en llegar" el sábado para intervenir alegando que actuaron "de una forma muy ineficiente cuando podía pasar cualquier cosa": "Mis compañeros tuvieron miedo, por la situación de ser rodeados por cientos de personas..."

También la popular Andrea Levy, concejal de Cultura en el ayuntamiento de Madrid, ha criticado lo sufrido este fin de semana por integrantes de Ciudadanos. "Hay sectores de la izquierda que buscaban ese hostigamiento", ha defendido. "Se está señalando a uno y se acaba señalando a todo el que piensa diferente y no es como yo".

Y ha cargado también contra Marlaska: "El que debe velar por la tranquilidad lama a consecuencias contra el que no piensa como él. Debería rectificar. No puede hablar de consecuencias. Debe apelar a la empatía".

Robles, la defensa de Marlaska

El ministro criticó durante el Orgullo a aquellos que pactan con "quien de una forma descarada y obscena trata de limitar derechos humanos, derechos LGTBI". Su compañera, la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, ha asegurado que lo ocurrido en la fiesta contra representantes de Ciudadanos es "absolutamente rechazable y condenable" pero son hechos "al margen" de las declaraciones deMarlaska.

"El señor Marlaska no tiene ninguna culpa de esas acciones", ha afirmado Robles en una entrevista en Antena 3 al ser preguntada por el acoso e insultos recibidos por representantes de Cs después de que el ministro dijera que los pactos de este partidos con Vox "deben tener consecuencias".

La titular de Defensa ha asegurado que, en un día que es "fundamentalmente de tolerancia e inclusión, no es aceptable en ningún caso" que tengan lugar "hechos puntuales, absolutamente condenables y rechazables, no es aceptable en ningún caso".