Una carta fechada el 19 de febrero de 2018 a la que ha tenido acceso Ciudadanos prueba que Brauli Duart, en aquel momento Administrador Único de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) y hoy secretario general de la Consejería de Interior de la Generalidad, sabía que la campaña de promoción del referéndum ilegal del 1-O emitida en TV3 y Catalunya Ràdio no fue gratuita, tal y como defendió Jordi Turull durante el juicio a los líderes del procés en el Tribunal Supremo. 

Noticias relacionadas

El documento, firmado por Duart y dirigido a Teresa Prohias, directora de Servicios Generales del Departamento de Presidencia de la Generalidad, hace mención explícita de dos facturas "correspondientes a la difusión de la campaña institucional relacionada con el referéndum del día 1 de octubre". La primera de ellas, correspondiente a las dos primera fases de la campaña (4 a 6 de septiembre y 7 a 12 de septiembre), con número 17006652 y valor de 93.179 €. La segunda, correspondiente a la tercera fase de la campaña (16 a 29 de septiembre), con número 17007525 y valor de 184.625 €. En total, 336.141 €, incluido el IVA.

"Este documento se ha obtenido a raíz de preguntas parlamentarias que hemos planteado al Gobierno de la Generalidad y que ellos están obligados a responder", dice David Mejía, diputado de Cs y presidente de la Comisión de Control de la Actuación de la CCMA del Parlamento autonómico catalán. "Nosotros preguntamos si había habido facturas por las campañas publicitarias del referéndum ilegal del 1-O en TV3 y Catalunya Ràdio, y la respuesta fue este documento".

Primera página de la carta de Brauli Duart a Presidencia de la Generalidad. Generalidad de Cataluña

Segunda página de la carta de Brauli Duart a Presidencia de la Generalidad. Generalidad de Cataluña

"En el documento se ve que esas facturas existen y que la campaña no fue gratuita, como testificó Jordi Turull durante el juicio en el Tribunal Supremo. Turull dijo que estos anuncios eran la compensación por otras campañas que no se habían realizado. Esto es la prueba de que Turull mintió, además de la prueba de que TV3 y Catalunya Ràdio fueron colaboradoras necesarias del golpe a la democracia de septiembre y octubre de 2017" añade Mejía. "Es obvio que existen y han existido presiones de los directivos de TV3 para remar a favor del Gobierno de la Generalidad".

Malversación de fondos

En la práctica, la simple existencia de este documento probaría uno de los delitos por los que han sido acusados los líderes del procés, el de malversación de fondos públicos. También demostraría que el exconsejero Jordi Turull mintió en su declaración frente al Tribunal Supremo cuando afirmó que esas facturas no debían pagarse porque entraban dentro de un contrato marco.

"Se habló con Brauli Duart y se dijo que se haría de manera gratuita. Era una potestad de la Generalidad. Cuando llegaron las facturas, en Presidencia nadie entendió nada", declaró Turull frente a los siete magistrados del Tribunal Supremo. Pero si eso fuera cierto, ¿por qué aparece en el documento la firma de Brauli Duart?

La salida de Duart de la CCMA fue muy celebrada por los trabajadores de TV3 y Catalunya RàdioConocido como uno de los hombres de confianza de Artur Mas, a Duart le ha acompañado la polémica desde que fue nombrado hace un mes secretario general de Interior por el número uno del departamento Miquel Buch, perteneciente a su vez al sector más radical y puigdemontista de la vieja Convergencia. Dos de las primeras medidas tras el aterrizaje en Interior de Duart fueron las destituciones de Joan Delort, un veterano del departamento, y la de Ferran López como mando de los Mossos d'Esquadra, esta última disfrazada de renuncia personal al cargo.

Ambas decisiones se inscriben dentro de la purga de colaboracionistas emprendida por el presidente de la Generalidad Quim Torra y que ha acabado con la destitución a lo largo del último año y medio de centenares de altos y medios cargos de la administración autonómica catalana sospechosos de haberse demostrados excesivamente sumisos, desde el punto de vista nacionalista, frente a la aplicación del 155. Los fieles a Carles Puigdemont, como Brauli Duart, han acabado sin embargo siendo premiados con generosidad.