Estrasburgo

La realidad y las decisiones de la Justicia han acabado, por el momento, con la fantasía europea de Puigdemont. El expresident, prófugo de la Justicia y residente en Waterloo, no podrá tomar posesión de su escaño como eurodiputado. Al igual que el exconseller Toni Comín y el exvicepresidente Oriol Junqueras, en prisión provisional a la espera de una sentencia tras el juicio al procés.

Noticias relacionadas

Los líderes independentistas se tendrán que conformar con una manifestación a las puertas de la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo. Más de 80 autocares y varios vuelos chárter han viajado hasta la ciudad europea para una concentración convocada por varias entidades soberanistas. Todos esperan ver al que consideran su "presidente legítimo".

Sin embargo, como es habitual,  Puigdemont ha jugado al despiste sobre su presencia en Estrasburgo. No ha podido estar en la Constitución del Parlamento Europeo pero sí ha insinuado con un tuit y una foto junto a un autobús de Lleida que viajaba a la ciudad francesa: "Muy feliz de encontrarme con la gente que ha venido de nuestro país a defender los derechos de los ciudadanos europeos".

"Gracias inmensas por haber venido a apoyarnos", ha tuiteado Puigdemont citando a Toni Comín y a Oriol Junqueras y pidiendo la libertad para todos. 

Su abogado, Gonzalo Boye, ha confirmado que Puigdemont se encuentra en la región de Alsacia, en territorio alemán, a 3 km de Estrasburgo. En estos momentos, según Boye, "aún no se ha decidido" si entrar en Francia porque "el riesgo de una detención es muy elevado". 

Por su parte el director de comunicación del Parlamento europeo, Jaume Duch, ha descartado comentar con la prensa si existen "medidas de seguridad extraordinarias" ante la hipotética llegada de Puigdemont a Estrasburgo. Sí que existe un dispositivo de seguridad para ordenar la manifestación de los independentistas, algunas calles han sido cortadas y la para de tranvía que sirve a la institución europea está cerrada de forma temporal.

Hasta 6.000 manifestantes, según los organizadores, con esteladas, lazos amarillos y pancartas que exigen la libertad de los políticos presos llenan este martes las calles de Estrasburgo y las cercanías de la Eurocámara. Comparten espacio con otra concentración, menos numerosa, de un grupo de federalistas europeos que reclama una Europa unida frente a los "populismos y los nacionalismos".

Primeros manifestantes independentistas en Estrasburgo. Jesús Ossorio

La presencia de Puigdemont en Estrasburgo no está confirmada a esta hora y el president Torra ha excusado su ausencia alegando la situación con las incendios en Cataluña. Si Puigdemont pisa territorio francés, la Justicia española podría activar la euroorden para detenerle, tal y como pedían Pablo Casado y otros líderes políticos.

"No queremos que salga de aquí detenido"

Los miles de manifestantes que han tomado las cercanías del Parlamento europeo en Estrasburgo tras hacer miles de kilómetros desde Estrasburgo desconocían a primera hora el juego de despiste que Puigdemont y su abogado han desplegado en el día de la constitución de la Eurocámara. "No es ninguna decepción que no venga, no queremos que salga de aquí detenido. Yo ya he dejado de creer en la democracia", lamentaba Antonia, una independentista que ha llegado de Tordera a "reclamar justicia" para Puigdemont y los políticos presos por el procés.