Alberto D. Prieto Daniel Ramírez

Pablo Casado advierte de que "lo que ocurra en Navarra va a condicionar lo que ocurra en el resto de España". El presidente del PP se ha expresado así, acompañado de Javier Esparza, líder de UPN y candidato de Navarra Suma a la Presidencia de la Comunidad Foral.

Noticias relacionadas

Comparecían ambos tras la firma de un documento en defensa de las instituciones navarras y de advertir de lo "inmoral" y "antiético" que sería que la socialista María Chivite sea investida presidenta navarra a través de un pacto "por acción u omisión" con EH Bildu, "los herederos de ETA", como los ha definido.

Y por eso ha llegado a ofrecer las capacidades de pacto del PP para facilitar la investidura de Pedro Sánchez el próximo 23 de julio. Es decir, "si el PSN no se echa en manos de Bildu en Navarra, Navarra Suma no sólo ofrece su abstención, sino incluso su voto a favor a Pedro Sánchez", para evitar que el PSOE llegara a la Moncloa de la mano de los partidos separatistas y "el brazo político de ETA".

Con esos votos, sumados a los de Unidas Podemos, el PNV, Compromís y el Partido Regionalista de Cantabria de Miguel Ángel Revilla aún no daría. "Pero el PP podría hablar con Coalición Canaria, como socio nuestro", ha sugerido Casado.

"Podemos es homologable, Bildu no"

Así, el PP se niega a facilitar directamente que Sánchez salga reelegido de aquí a tres semanas, pero sí a poner todo de su parte. "No estamos de acuerdo en nada con Podemos, y no lo queremos como socio de Sánchez", añadió Casado, "y el PP haría una oposición dura desde el primer día", pero el de Pablo Iglesias "es un partido homologable para pactos, no como EH Bildu"

Incluso el líder popular dijo que "sería el PP el que se abstendría o incluso votaría a favor de Sánchez... a través de Navarra Suma, que nos integra a UPN, a Cs y a nosotros". Porque, como confirmaron las fuentes populares, esa posibilidad se plantea ya con la aquiescencia del PP y de Ciudadanos, ambos partidos integrantes de la coalición que los presentó de la mano en Navarra para las elecciones generales del 28-A y las autonómicas del 26-M.

"A Sánchez con esa suma leda, así que ¿por qué la rechaza?", se ha preguntado en alto Casado. "Quizás porque en el fondo la cabra tira al monte y quiere reeditar el Gobierno Frankenstein, como lo bautizó Rubalcaba", ha sugerido el líder del PP, recordando al exvicepresidente recientemente fallecido en pleno enfrentamiento con el PSOE de Sánchez, "o porque su apuesta real es repetir elecciones".

"La economía cae con dos meses parados"

El PP, en ese caso, no le daría miedo volver a las urnas. "Ya lo hemos dicho, ese escenario no nos asusta, pero nos parecería una tremenda irresponsabilidad", ha insistido Casado. "Los españoles ya votaron y aquí hay varias sumas que le dan la investidura al candidato designado por el Rey... sólo tiene que elegir si quiere al 'hombre de paz' Otegi y decirle 'no te preocupes' a Junqueras, o si quiere una España constitucional con estabilidad".

Casado ha anunciado que, "por supuesto" acudirá a Moncloa si Sánchez lo vuelve a llamar, en contra de lo que ha anunciado minutos antes Albert Rivera. "Va en mi sueldo", ha dicho, y que le transmitirá esta oferta. Eso sí, ha recordado que "aún no nos ha pedido expresamente la abstención".

EL presidente del PP, de hecho, ha urgido al líder socialista a dejarse de cálculos personalistas y tomar las riendas de su investidura: "No sabemos qué quiere Sánchez hacer con España en los próximos cuatro años y ya lo estamos notando". Casado ha repasado las cifras de paro "las peores desde 2009" y las de afiliación al a Seguridad Social, "las peores desde 2015", y ha advertido de que "los inversores extranjeros se van y la confianza empresarial cae con estos dos meses perdidos".