Bruselas

El ex presidente catalán, Carles Puigdemont, fugado en Bruselas desde la fallida declaración unilateral de independencia de octubre de 2017, ha asegurado a sus seguidores que el próximo martes 2 de julio entrará en la sede de la Eurocámara en Estarsburgo como eurodiputado de pleno derecho. Prometió incluso que volvería a Cataluña gracias a la inmunidad asociada al escaño.

Noticias relacionadas

Pero como ya ocurrió con su anuncio de que regresaría a Barcelona si ganaba las elecciones autonómicas, tampoco esta vez el expresidente catalán podrá cumplir su compromiso. En un nuevo revés a su estrategia para internacionalizar la crisis catalana, el presidente de la Eurocámara, el conservador italiano Antonio Tajani, ha vuelto a negarse a reconocer como eurodiputados tanto a Puigdemont como a su exconseller Toni Comín. Y esta vez lo ha hecho mediante una carta con membrete oficial dirigida a los dos políticos catalanes.

"Sus nombres no aparecen en la lista de diputados electos comunicada oficialmente al Parlamento Europeo por las autoridades españolas", explica Tajani en la misiva, fechada el 27 de junio. "Por lo tanto, y hasta nuevo aviso de las autoridades españolas, no estoy actualmente en posición de tratarles como futuros miembros del Parlamento Europeo como habían pedido", concluye el presidente.

La carta de Tajani responde a una serie de correos electrónicos que Puigdemont, Comín y sus abogados le han dirigido en las últimas semanas para exigirle que les reconozca como eurodiputados. Los políticos catalanes le han remitido la lista de eurodiputados electos que publicó el Boletín Oficial del Estado el 14 de junio, en la que sí figuran sus nombres.

Alegan además que la exigencia que marca la legislación española de tener que ir a Madrid para acatar la Constitución vulnera el derecho comunitario. Puigdemont y Comín se saltaron este trámite para evitar ser detenidos, ya que sobre ellos pesa una orden nacional de detención.

Ninguno de los argumentos de los políticos catalanes fugados ha convencido a la Eurocámara. Tajani vuelve a recordar que las elecciones europeas se rigen por las leyes nacionales de cada uno de los 28 Estados miembros. El Parlamento Europeo se limita a "tomar nota de los resultados declarados oficialmente por los Estados miembros".

Además, "corresponde a los tribunales nacionales en primera instancia decidir sobre la legalidad de las disposiciones y procedimientos electorales nacionales", dice el presidente de la Eurocámara.

El abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, ha anunciado en reiteradas ocasiones que su intención es llevar el caso hasta el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE). Pero cuando apenas faltan cuatro días para el 2 de julio, en Luxemburgo todavía no hay ni rastro de la demanda.

Boye afirma que la misiva de Tajani será otra pieza más en su estrategia de defensa. "Querido presidente del Parlamento Europeo, gracias por tu carta de ayer porque es justo lo que nos faltaba para ganar", ha escrito el abogado en su cuenta de Twitter.

Un ciudadano particular sólo puede presentar un recurso ante el TJUE si una decisión de una institución de la UE le perjudica directa e individualmente, según explican fuentes europeas. Sin embargo, en el caso de Puigdemont no es la Eurocámara la que le deniega el acta de diputado, sino la Junta Electoral Central. El tuit de Boye da a entender que tratarán de usar la carta de Tajani como prueba de que sí ha habido una decisión (o falta de decisión) del Parlamento Europeo.

¿Irá Puigdemont a Estrasburgo?

Varias organizaciones separatistas catalanas han convocado una manifestación el 2 de julio en Estrasburgo en protesta por el veto a Puigdemont, Comín y Oriol Junqueras, que tampoco ha sido reconocido como eurodiputado porque el Supremo no le autorizó a salir de la cárcel para tomar posesión de su acta. Los organizadores esperan a 6.000 personas.

También han confirmado su asistencia el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa. Pero Puigdemont no ha aclarado si irá o no porque teme que el juez Pablo Llarena intente reactivar la euroorden contra él aprovechando que está en Francia.

Los eurodiputados de Ciudadanos han pedido a Tajani que prohíba a Puigdemont entrar a la sede en Estrasburgo "por encontrarse fugado de la Justicia y por presentarse bajo  una titulación falsa que supone una usurpación de funciones". Sin embargo, en la Eurocámara dudan de que puedan vetarle el acceso si no pesa sobre él ninguna euroorden. Tajani de momento no ha contestado.

Este viernes se ha conocido además otro varapalo a la estrategia de Puigdemont en la UE. La Defensora del Pueblo Europeo, Emily O'Reilly, ha rechazado admitir a trámite la queja del expresidente de la Generalitat por la negativa del Parlamento Europeo a darle la acreditación provisional de eurodiputado.

"Uno de los criterios que tenemos en cuenta a la hora de abrir una investigación es que el denunciante se haya dirigido primero a la institución afectada y le haya dado bastante tiempo para contestar a las cuestiones planteadas. Eso no se hizo aquí y por ese motivo  la queja es inadmisible", ha explicado una portavoz.