Los insultos entran en el debate de los cuatro candidatos a la presidencia del Gobierno en Atresmedia. Pedro Sánchez acusó a Pablo Casado y Albert Rivera de "mentirosos" por afirmar que el paro ha aumentado en 126.000 personas con su Gobierno, en el caso de Casado, y por afirmar que pactó con independentistas, en el de Rivera. 

Pablo Iglesias entró en la discusión llamando a la calma, pidiendo respeto entre los candidatos y afirmando que los españoles no se merecen escuchar a los participantes en el debate llamarse mentirosos. En seguida Rivera le reprochó: "¿Usted qué es, el árbitro?"

Los moderadores fueron sacando temas a la palestra (pactos electorales, reforma laboral, empleo) y todos acabaron en la cuestión territorial, Cataluña y los pactos electorales. En pleno debate bronco, Rivera quiso romper la discusión con un nuevo tema controvertido: la tesis de Pedro Sánchez. Se la quiso colocar en el atril,como hizo este lunes con la foto de Torra y él en la Moncloa que tan bien le funcionó y Pedro Sánchez también tenía un libro para él. El de Santiago Abascal (líder de Vox) y Fernando Sánchez Dragó. Iglesias volvió a entrar otra vez a pedir paz entre los candidatos y a afirmar que el gesto no estaba a la altura.