La Falange recluta voluntarios a contrarreloj para poder presentarse a las elecciones autonómicas y municipales del próximo mayo. Lo hace por Whatsapp, redes sociales y a través de su web. Tal y como indican, necesita "candidatas" para poder cumplir con "la ley de paridad que impone el sistema".

La norma a la que se refieren los falangistas prohíbe que ninguno de los dos sexos quede representado en una lista con una cifra inferior al 40%. Por eso La Falange -que entre todos sus aliados y escisiones apenas obtuvo 10.000 votos en las últimas generales- necesita "muy especialmente" DNI femeninos.

"¿Harto de que en cada votación sólo haya opciones corruptas?", invita el partido de extrema derecha. Igual que el PP en Cataluña, La Falange suplica candidatos sin importar el currículum. Se trata de llenar la lista y poder presentarse.

A grandes rasgos, quedan dos Falanges en España. La de las JONS y La Falange, a secas. Es la segunda la que pide candidatos por redes sociales. A las europeas concurren juntas con una coalición llamada ADÑ, que intentó infructuosamente presentarse en rueda de prensa en el Parlamento Europeo: la institución le negó sus instalaciones.

Si se desmigan los resultados de 2016, La Falange que ahora busca mujeres candidatas obtuvo un total de 254 votos en todo el país. En las listas oficiales de abril, sólo figura Falange Española de las JONS, presentada en seis circunscripciones tanto al Congreso como al Senado: Ávila, Castellón, Guadalajara, Palencia, Valencia y Valladolid.

La Falange ni siquiera pone condiciones para el casting. "¡Está en tu mano! Necesitamos que nos envíes una foto o fotocopia de tu DNI, así como el de tus amigos, familiares, camaradas, etc. Muy especialmente, se necesita la aportación de DNIs femeninos".