Daniel Ramírez Alberto D. Prieto

A pesar de una leve caída durante la última semana, el voto del PSOE para las elecciones del próximo 28 de abril parece haber encontrado acomodo en torno al 30%. Un porcentaje que, traducido a escaños, supone una horquilla de entre 124 y 130. Según el tracking electoral realizado por SocioMétrica para este periódico, Pedro Sánchez merodea esas cifras desde mediados de marzo y camina hacia una cómoda victoria, ya ninguna formación parece amenazarlas.

Jessica Aiskel

Entre el 5 y el 12 de abril -fecha del último tracking-, la estimación de voto del PSOE ha bajado del 30,1% al 29,9%, lo que, como mucho, incidiría en el reparto de uno o dos parlamentarios. El PP, en cambio, está a punto de sellar el que será su peor resultado electoral de la historia. Su salud electoral se ha resentido tres décimas esta semana -del 19,4% al 19,1%- y no parece que pueda superar, de momento, los 75 diputados. Casado se encuentra muy lejos incluso de la peor marca de los conservadores, en 1989, con un 25% de sufragios y 107 asientos en la Carrera de San Jerónimo.

Con Ciudadanos estabilizado -siempre según estos datos- en el 15% y los 53-54 escaños, las mayores variaciones en los últimos siete días se han producido en el seno de Vox y Unidos Podemos. Si se toma marzo como referencia, los de Abascal han protagonizado una caída del 11,9% al 11,2% actual, pero esta semana les ha servido para recuperar seis décimas. La mejora coincide con la vuelta de su líder al primer plano. A pesar de que mantiene esa política de dosificar las entrevistas con cuentagotas, la campaña le ha lanzado a los escenarios.

Sánchez, Casado, Abascal, Rivera e Iglesias, en un montaje. E.E.

Unidas Podemos, que encarnaba hasta ahora el mayor batacazo de la legislatura, conoce una recuperación cuantiosa, incluso si se coloca marzo en el espejo. Han crecido siete décimas esta semana, del 12,3% al 13%, lo que supondría una horquilla de entre 29 y 33 escaños. No obstante, y por ahora, Vox seguiría sorpassando a la formación dirigida por Pablo Iglesias.

El conocimiento de las maniobras en la sombra por parte de las "cloacas del Estado" con el objetivo de mellar a Podemos han calado en la opinión pública. Iglesias, a tenor de estos sondeos, le está sabiendo sacar partido. Prueba de ello son sus mítines y entrevistas -ahí queda la bronca con Ferreras- donde su papel de víctima ocupa cada vez un espacio mayor.

Los posibles pactos

El voto para las elecciones del próximo 28 de abril está dividido y, sobre todo, es muy volátil. La cifra de indecisos, que ronda el 40%, se va decantando poco a poco entre unas u otras de las cinco grandes opciones, las que cuentan para la formación de gobierno. Pero los avatares diarios de la campaña van modificando esos vuelcos. Ésta es la razón por la que EL ESPAÑOL publicará durante las dos semanas que quedan hasta el domingo de las generales un tracking de seguimiento elaborado por SocioMétrica que ayude a desentrañar el éxito o fracaso de los mensajes emitidos por los partidos y sus candidatos.

Por ahora,el pacto PSOE y Ciudadanos -imposible debido al veto- sigue sumando escaños suficientes como para gobernar: 180 -la mayoría absoluta está en los 176-. El bloque que va del centro a la derecha -PP, Cs y Vox- sigue muy lejos de esa cifra: 161. Sánchez no suma con Unidos Podemos y, a día de hoy, se vería obligado a pactar con, por lo menos, un par de organizaciones nacionalistas.

. SocioMétrica

Sánchez podrá elegir, así, con quién quiere formar gobierno. Más allá de que Rivera haya dicho por activa y por pasiva que jamás apoyará una investidura "de este PSOE con Sánchez a la cabeza", ésa es la suma más fácil que indica el tracking electoral, la única que sólo implica a dos formaciones. Los 127 escaños del PSOE más los 53 diputados de Ciudadanos sumarían 180, superando holgadamente la frontera de la mayoría absoluta (176).

Si no, el líder socialista podrá volver su mirada a la izquierda y, de la mano de Unidas Podemos, buscar sumas de "geometría variable" que le aseguren la permanencia en Moncloa. Un pacto con los separatistas -sus 127 escaños, más los 12 de ERC y los 6 de JxCat-; uno que cambie al partido de Puigdemont por el PNV; otro con Podemos, Bildu y Compromís...

Evolución de la intención de voto

La caída en picado de Unidas Podemos -recién frenada- y el auge de Vox camino del sorpasso a Iglesias también pueden detectarse en un gráfico mucho más amplio, el del promedio de las encuestas desde junio de 2016.

AB

Iglesias llegó a estar por encima de Sánchez durante la segunda mitad de 2016 y los primeros meses de 2017. A partir de ahí, su estimación de voto se desplomó -ruptura con Errejón de por medio- hasta tocar fondo el pasado mes.

Abascal, en cambio, se dice "muy tranquilo". Le avala este promedio. Del 0,2% cosechado en las elecciones de 2016... al 11% y los más de treinta diputados que podría conseguir ahora.

Ciudadanos pierde cuando se amplía la perspectiva. Hace exactamente un año, llegó a elevarse en algunos sondeos como la formación más poderosa, por encima de PP y PSOE. Primero, los socialistas adelantaron a Rivera. Poco después, Casado recuperó su posición hegemónica en el centro derecha. Aunque los liberales han conseguido asentarse en ese 15% de voto y los 45-50 escaños, parece casi imposible que vuelvan a tomarle la delantera a los conservadores.

AB

Análisis diario con un acumulado de 1.800 encuestas, actualizadas cada día a 350 nuevas, eliminando las 350 más antiguas. Telefonía fija y móvil con marcación aleatoria de CATI Gandía Inegra ©. Autoponderación por provincia y posterior equilibraje por sexo y edad. Para el cálculo de voto, se hace una postponderación por recuerdo de voto, y un ajuste de indecisos según diferentes hipótesis de abstención. La horquilla de escaños es la suma de horquillas provinciales, aplicando d’Hondt a un error del 10% por partido. El error teórico resultante es < +/- 3% para datos y +/- 2 para escaños. Las encuestas están automatizadas con macros en R, e incluyen controles de calidad internos y normativa CCI/ESOMAR y LOPD. Sociometrica es miembro de AEDEMO y ANEIMO.