Ya lo hicieron cuando se dio inicio a la supuesta huelga de hambre, filtrando primero una fotografía de los siete políticos presos en Lledoners y anunciando por turnos que dejaban de comer... Ahora, minutos después de que la dirección del PDeCAT los ratificara como cabezas de lista de JxCat a las elecciones dfel 28-A, los cuatro reos Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn, han anunciado por carta [léala aquí] que ofrecen su retirada de las listas para "facilitar" la unidad de acción con ERC.

Pero Esquerra ya se ha aliado con los exetarras de EH-Bildu uniendo las aspiraciones independentistas de ambos y el carácter de izquierdas de sus programas políticos. Formarán un solo grupo parlamentario en Congreso y Senado tras las generales.

De modo que continúa el teatrillo con acciones y anuncios de cara a la galería, mientras se imponen los deseos del fugado Carles Puigdemont por encima de la política más pragmática de los hasta ahora diputados en Madrid Carles Campuzano y Ferran Bel, por ejemplo.

Los cuatro presos han asegurado que sus candidaturas "representan mejor" que ninguna otra el "espíritu unitario y transversal del 1-O", aunque se han ofrecido a apartarse si eso sirve para "facilitar" la unidad electoral con ERC.

A través de una carta desde la cárcel de Soto del Real (Madrid), donde permanecen mientras se celebra el juicio del 1-O en el Tribunal Supremo, Sànchez, Turull, Rull y Forn han explicado las razones por las que han aceptado ser candidatos de JxCat en este próximo ciclo electoral.

En concreto, Sànchez liderará la lista de JxCat por Barcelona en las elecciones del 28 de abril al Congreso, mientras que Rull encabezará la de Tarragona, Turull lo hará en Lérida y Forn será el número uno de la candidatura en las municipales del 26 de mayo en Barcelona. "Nos presentamos a las elecciones porque queremos seguir siendo leales al compromiso social y político al que nos comprometimos cuando estábamos en el Gobierno de Cataluña o al frente de entidades soberanistas", argumentan en su carta.

Los cuatro subrayan que se presentan como candidatos de JxCat porque creen que "es quien representa mejor el espíritu unitario y transversal del 1 de octubre", si bien puntualizan que les habría gustado una "candidatura conjunta de todo el soberanismo".

"Estamos convencidos de que la unidad es aún hoy la mejor apuesta para vencer electoralmente a los adversarios de las libertades nacionales y políticas. Buscar y proponer esta concordia, llamar a las puertas de otras formaciones soberanistas y republicanas para emplazarlas a la unidad electoral, es y será nuestra guía hasta el final", afirman.

Por ello, se comprometen a "apartarse", si así se considera oportuno, de las listas que encabezan, para "facilitar" esta unidad soberanista. "No somos candidatos para hacer más grande un partido sino para servir al país y a las ideas de libertad. Y lo haremos desde donde sea y como sea", subrayan.