Han pasado solo tres meses desde que Pablo Casado se hizo con el control del Partido Popular y ya se han resentido las costuras del partido. El motivo que ha hecho saltar por los aires la aparente unión que intentó imprimir el recién estrenado líder han sido unas polémicas declaraciones de la vicesecretaria de Acción Social, Isabel García Tejerina, que aseguró en una entrevista este jueves que "en Andalucía lo que sabe un niño de 10 años es lo que sabe uno de 8 en Castilla y León". 

Juanma Moreno, el barón andaluz, enmendó las declaraciones de su compañera antes incluso de que lo hiciera la presidenta de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz. Moreno utilizó las redes sociales para alejarse de la afirmación de su compañera con un rotundo "no compartimos las palabras de Isabel García Tejerina. Los niños y profesores son de diez. Solo les falta un gobierno a su altura". 

Las declaraciones de la exministra de Sanidad provocaron una ola de indignación tan grande que tuvieron que salir a defenderla el presidente, Pablo Casado, y el secretario general, Teodoro García Egea. La cascada de reacciones enfadaron aún más al PP andaluz, enfrentado abiertamente con Pablo Casado desde que Moreno fue un apoyo decisivo para la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría. De hecho, la exvicepresidenta se convirtió en la más votada durante la primera vuelta de las primarias. 

Aguantar el 'sorpasso' de Cs

La polémica llega en plena precampaña andaluza, donde Moreno intenta aguantar el tipo y evitar el sorpasso de Ciudadanos. Díaz aprovechó el lío interno en el PP para sacar rédito electoral al asunto. Sentada en un pupitre en una escuela pública de Málaga hizo unas declaraciones a una cadena de televisión pidiendo al PP que "no sigan insultando" a los andaluces. La presidenta de la Junta acusó a Tejerina de insultar a toda Andalucía "con desdén supremacista, con una ignorancia total que evidencia un desconocimiento de esta tierra". 

El hacha de guerra en el PP se enterró aparentemente el mismo día que Casado venció en el congreso nacional que se celebró en julio. Moreno y sus hombres se pusieron a disposición de la nueva dirección nacional del partido.

"Una jornada llena de sorpresas"

La declaración de Tejerina ha sido interpretada en las filas del PP andaluz como "un auténtico mazazo contra la candidatura de Moreno". "Cuando Cs y PSOE utilicen el argumento de que decimos que nuestros niños son tontos, ¿de quién será la culpa de que Moreno se estrelle?", se preguntan. 

Antes de finalizar el día, Susana Díaz volvió a utilizar las redes sociales para agradecer el cariño recibido en el día de su cumpleaños y que cerraba con un enigmático mensaje. "Ha sido una jornada de trabajo intensa, pero llena de sorpresas".