Bruselas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, han vuelto a escenificar en Bruselas, donde han coincidido con motivo del Consejo Europeo y las reuniones previas de las diferentes familias políticas europeas, el abismo político que les separa desde la moción de censura. Rivera se opone al acercamiento tanto de los políticos presos catalanes como de los presos de ETA que prepara el Gobierno y acusa a Sánchez de romper la unidad constitucionalista y conceder "privilegios penitenciarios" para mantenerse en el poder "a toda costa".

Noticias relacionadas

"Todos los presos tienen que tener la misma condición y no puede ser que por ser socio o amigo del presidente del Gobierno tengas beneficios penitenciarios", ha dicho Rivera en declaraciones a la prensa antes de participar en la reunión del partido liberal europeo ALDE. "Sánchez, en sus ansias de mantenerse en el sillón, en sus ansias de llegar al poder a cualquier precio está poniendo en jaque una política que había sido de consenso entre los constitucionalistas y una política de Estado", ha denunciado el líder de Cs.

Por lo que se refiere a los presos de ETA, Rivera critica que que el presidente del Gobierno "no quiera recibir a las víctimas del terrorismo, que son los héroes nacionales en nuestro país". "Hay que respetar a las víctimas, han sufrido mucho, han sido el mascarón de proa de nuestra democracia durante 40 años y me preocupa que el señor Sánchez no les reciba", señala.

En cuanto a los políticos catalanes, el líder de Cs cree que los partidos independentistas quieren acercarlos a cárceles catalanes porque la política penitenciaria es competencia de la Generalitat y así podrán dar un "trato privilegiado" a los presos. "No puede ser que el señor Sánchez en los despachos esté utilizando la política penitenciaria como moneda de cambio para el apoyo del señor Rufián, del señor Tardà o del señor Urkullu", ha denunciado.

Sánchez debe convocar elecciones

Rivera le pide al presidente del Gobierno "que rectifique, que vuelva al constitucionalismo, que deje de obsesionarse con el sillón y si no puede gobernar y no tiene mayoría y si no tiene apoyos que convoque elecciones". "Lo que no puede ser es que estemos todos cediendo ante el nacionalismo, ante el terrorismo o ante los que han dado un golpe a la democracia simplemente por la debilidad de este Gobierno", ha lamentado.

El líder de la formación naranja ha expresado además su apoyo al embajador español en Estados Unidos, Pedro Morenés, en su choque con el presidente de la Generalitat, Quim Torra. "El señor Torra cada día que actúa demuestra que no se puede confiar en él, que no ha vuelto a la democracia, que no ha vuelto al Estado de derecho y sigue amenazando con otro golpe como el que dio el 1-O", ha dicho Rivera. 

A su juicio, resulta incomprensible que Sánchez no haya vetado el nombramiento de la exconsellera huida a Bruselas Meritxell Serret como delegada de la Generalitat en Bruselas. "¿Cómo puede ser que se nombre delegada en una institución del Estado a una persona que da un golpe de Estado y está huida de la justicia?", se pregunta Rivera. En  su opinión, el Gobierno debería reaccionar a medidas como esta con la reactivación del artículo 155.