El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha respondido este jueves a la decisión de Podemos de recurrir ante el Tribunal Constitucional la aplicación a Catalunya del artículo 155 de la Carta Magna afirmando que sería "absurdo" pretender que el Estado no se defienda cuando se está atacando su "esencia".

Noticias relacionadas

En una rueda de prensa en Abidjan (Costa de Marfil), tras participar en la Cumbre UE-Unión Africana, Rajoy ha defendido que la aplicación del artículo 155, con la convocatoria de elecciones autonómicas, fue una respuesta proporcional y democrática, con el apoyo mayoritario del Senado como él mismo establece: "Hicimos lo que había que hacer", ha aseverado.

"Un Parlament dice que no rige la Constitución ni el Estatut, se inventa una nueva legalidad, quita a los españoles su derecho a decidir sobre lo que es su país, no deja ejercer la labor de oposición y declara la independencia; y Podemos y algunos otros lo que quieren es que no hagamos nada, tamaño absurdo no tiene ningún sentido", ha lamentado.

"Lo menos que podíamos hacer"

Para Rajoy, el 155 y la convocatoria electoral era "lo menos" que el Gobierno podía hacer y, además, ahora "todo el mundo tiene claro que el Estado puede defender cuando alguien ataca su esencia y lo que está más arraigado en el alma de los españoles".

"El Estado actuará siempre porque es su obligación", ha remachado.

Así, en opinión de Rajoy, "cada uno es libre de hacer lo que estime oportuno", pero el 155 es un artículo que forma parte de la Constitución, que, por lo tanto, fue aprobado por la "inmensa mayoría" de los españoles, y que existe en "la práctica totalidad" de las Constituciones europeas.

Este artículo, ha proseguido, solamente se aplica en situaciones excepcionales, y precisamente "la circunstancia de que alguien unilateralmente declare la independencia de una parte de un país es una circunstancia excepcional".

"Me gustaría saber qué pretendían, las personas que ahora recurren, que hiciéramos", ha añadido.

Malestar en ERC y el PDeCAT

El recurso de inconstitucionalidad ha comenzado su andadura envuelto en la polémica, no sólo por el malestar generado en ERC y el PDeCAT por haber sido excluidos, sino también por el desconcierto que se ha apoderado de los 'comunes' cuando Pablo Iglesias, lo ha dio a conocer, a pesar de que el líder de la confluencia catalana, Xavier Domènech, no tenía previsto anunciarlo hasta el próximo lunes.

Además del malestar generado dentro del grupo confederal por las formas y los tiempos, este recurso ha sido recibido con desagrado por parte de los independentistas, ya que En Comú ha decidido no contar con ellos para su presentación, lo que les incapacita para presentar uno propio al no contar con el número de diputados suficientes, ni la posibilidad de conseguir apoyos de otras formaciones.

Iceta lo ve "lógico"

Por su parte, el candidato del PSC a las elecciones catalanas, Miquel Iceta, aseguró el jueves que ve "lógico" que el Tribunal Constitucional pueda posicionarse sobre la aplicación del artículo 155 en Cataluña, al ser la primera vez que se activa, pero ha pedido respetar su "autoridad". En declaraciones a los medios tras visitar el mercado de Sant Martí en Barcelona, Iceta ha recordado que "es verdad que es la primera vez que el 155 se ha aplicado en un caso como este y es lógico que el TC establezca doctrina tarde o pronto".

"A mí todo lo que sea ir al TC y aceptar su autoridad me parece razonable. Lo que encontraré curioso es que los que han dicho que no aceptan la autoridad del TC también recurran. Pero en su caso (de Unidos Podemos) me parece lógico", porque "puede haber controversia jurídica al respeto", ha añadido.

Por otro lado, Iceta ha confiado en que "todo el mundo pueda hacer campaña con normalidad" y el Tribunal Supremo (TS) "pueda modificar las medidas cautelares para los exmiembros del Govern" que se encuentran en prisión preventiva sin fianza, entre ellos el exvicepresident Oriol Junqueras, candidato de ERC a la Generalitat.

El día anterior, el portavoz de ERC en la Cámara Baja, Gabriel Rufián, criticaba que partidos como Podemos, con el que tienen "muchas cosas en común", no hubiera presentado ya ese recurso de inconstitucionalidad contra el "golpe de Estado" que supone, a su juicio, la aplicación del citado artículo.