Subir el salario mínimo interprofesional (SMI) a 1.200 euros, prohibir la asignatura de Religión en la educación pública, "ni siquiera como opción optativa", como aseguran en su página web, y garantizar por ley la presencia de al menos un 50% de mujeres en los consejos de administración de las empresas. Estas son las tres propuestas estrella con las que se presenta Actúa, el nuevo partido político en el que participan el juez Baltasar Garzón y el portavoz de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares.

Actúa nace con una "propuesta de mínimos", como definen en su programa, para unir a la izquierda y sacar al Partido Popular del Gobierno. La organización se ha registrado como partido político tras nacer como una plataforma cívica el pasado mes de abril. "Lo electoral ni se prejuzga ni se descarta", aseguró en Twitter Llamazares, que podría concurrir con su nueva formación y no con IU, donde todavía milita.

La formación cuenta ya con el apoyo de distintas personalidades, como la abogada Cristina Almeida, el exdirector general de la Unesco Federico Mayor Zaragoza, la economista Lina Gálvez, el magistrado emérito del Tribunal Supremo José Antonio Martín Pallín y el antiguo secretario general de Comisiones Obreras Antonio Gutiérrez, entre otros. El manifiesto publicado en su web registra ya más de 2.000 adhesiones. 

Entre las consignas de Actúa está agrupar a todos los partidos que estén "en contra de las políticas neoliberales de la derecha", según mantuvo Garzón en la presentación como plataforma cívica el pasado mes de abril. Bajo el lema ¿Lo hacemos a la portuguesa?la formación nacía ante los "planteamientos exclusivos y excluyentes" de Podemos, como aseguraba Garzón en una entrevista en El Mundo. A continuación se exponen las propuestas del nuevo partido político que se propone coser a la izquierda.

Legalizar la eutanasia y acabar con la Religión

Actúa defiende una "apuesta radical" por la educación pública. La formación propone prohibir la Religión como asignatura en los colegios públicos, no permitiendo que se curse "ni siquiera como opción optativa". Para ello propone derogar la LOMCE, promulgada por el PP en 2013 y que devolvió al currículo escolar la materia de Religión en lugar de la desaparecida Educación para la ciudadanía. En su lugar, apuesta por promocionar "las humanidades, filosofía, enseñanzas artísticas, educación física y deportes".

En Sanidad, el partido no sólo pide crear una Ley por la Muerte Digna, sino que también demanda la legalización del suicidio asistido mediante la regulación de la eutanasia. En defensa de la sanidad pública, el juez Garzón también incluye entre sus pretensiones la revocación de las concesiones a empresas privadas y "la reposición de todo el empleo perdido".

Pero la "propuesta de mínimos" para unir a la izquierda no queda ahí. Actúa también incluye una rebaja general del IVA cultural al 10%; el compromiso a cumplir con la cuota de refugiados que establece la Unión Europea y la obligación a frenar las "devoluciones en caliente" de inmigrantes que cruzan la valla de Ceuta y Melilla.

En defensa de Juana Rivas

El nuevo partido político tiene como medida estrella la inclusión de "al menos un 50% de mujeres en los consejos de administración de las empresas", aunque no especifica si la ley afectaría únicamente a las sociedades públicas o también a las privadas.

La formación liderada por Llamazares y Garzón propone denegar la custodia compartida a quien haya maltratado a una mujer. Esta iniciativa, en caso de salir adelante, podría beneficiar a madres como Juana Rivas, la mujer en paradero desconocido que no ha entregado sus hijos a su marido, condenado por violencia de género y que tiene la custodia compartida.

Entre las medidas a favor de la igualdad de género destacan la recuperación del Ministerio de la Igualdad, impulsado por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero en 2008; la ampliación de los permisos de paternidad y maternidad "iguales e intransferibles" y el compromiso por un "aborto libre, seguro y gratuito". Además, la formación propone alcanzar un acuerdo estatal que permita la conciliación laboral y familiar, algo que ya prometió el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien propuso acabar la jornada laboral a las seis de la tarde.

Subir el salario mínimo a 1.200 euros al mes

En materia económica, Actúa se sitúa más a la izquierda que Unidos Podemos. La formación morada consiguió aprobar en el Congreso la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) a 950 euros en 2020, pero el nuevo partido apunta más alto: sitúa su objetivo en 1.200 euros mensuales.

Además, el juez Garzón defiende volver a poder jubilarse a los 65 años, y propone asegurar las pensiones mediante un "blindaje en la Constitución y su actualización con la variación del Índice de Precios de Consumo (IPC)", como aseguran en su página. 

Para poder costear todas sus iniciativas, proponen negociar con la Unión Europea la reestructuración de la deuda y el objetivo de déficit, con la premisa de que no afecte al presupuesto de los servicios públicos esenciales. La nueva formación de izquierdas defiende también subir el Impuesto de Sociedades "hasta alcanzar la media de la Eurozona", a pesar de que en 2015 España recaudó prácticamente lo mismo (un 2.4% del PIB frente al 2.5% en Europa).

Reforma integral de la Justicia

"En el ideario de Actúa está la lucha por la independencia del poder judicial", aseguraba el juez Garzón en abril. La formación defiende una reforma de la Justicia para asignar los puestos del Consejo General del Poder Judicial en base a la meritocracia, y no a un pacto de despachos entre PP y PSOE, como ha ocurrido en las últimas décadas.

En la búsqueda de la imparcialidad, Actúa también aboga por legislar contra las puertas giratorias y por blindar a RTVE contra la intervención del Gobierno, así como acabar con la denominada Ley Mordaza.

Como todo partido de nueva creación, Actúa propone cambiar la Ley Electoral. Su modelo se basa en sustituir el actual Sistema D'Hont de representación proporcional, por una legislación que garantice que cada voto valga lo mismo independientemente del territorio en el que uno vote es otra de las medidas. 

Entre sus propuestas más especificas está la derogación del artículo 315.3 del Código Penal. Este punto castiga con hasta tres años de prisión a aquellos que "coaccionen a otras personas a iniciar o continuar una huelga", una ley fuertemente criticada por los sindicatos. La supresión de esta ley fue propuesta por Unidos Podemos y admitida a trámite por el Congreso el pasado 16 de mayo con los votos en contra tan solo del PP y Foro Asturias.

Un modelo territorial similar al de Pedro Sánchez

Para la confección territorial del Estado el nuevo partido apuesta por un modelo federal similar al que defiende el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. La formación del juez Garzón defiende un sistema que se desarrolle "en un marco de pluralidad y solidaridad", pero no entra en la definición de España como "nación de naciones" como el líder socialista.

Actúa también dedica un gran apartado también a políticas energéticas. La formación de izquierdas apuesta por la prohibición del fracking, el cierre de las plantas nucleares y por una "nueva cultura del agua" que elimine los regadíos y los trasvases y recupere la desalación.

Por último, la formación de izquierdas pide "revisar" el modelo de movilidad al trabajo y el transporte para reducir el CO2, aunque no se posiciona directamente a favor de políticas que restrinjan los vehículos privados en las ciudades.

Te recomendamos

Outbrain

Contenido patrocinado

Outbrain