Pedro Sánchez no tiene intención de cerrar su sistema de financiación porque, entre otras cosas, no es suyo. El ex secretario general, que financia sus actos a través de un crowdfunding con el que ha recaudado alrededor de 90.000 euros este mes, ha respondido al requerimiento por burofax de la Gestora del PSOE, que considera que su plataforma puede incumplir la ley de financiación de partidos políticos. 

Noticias relacionadas

"Nuestro ánimo es el de cumplir con la legalidad y nuestras normas internas, la total transparencia, la rendición de cuentas y la necesaria austeridad", ha dicho Sánchez en una carta distribuida por él mismo en su cuenta en Twitter. 

"La reacaudación a través del crowdfunding la ha realizado una asociación sin ánimo de lucro, de la que no formo parte, que tiene personalidad jurídica y su propia estructura y órganos decisorios, por lo que debo darles traslado de tu burofax para cuanto a esta asociación pueda afectar", explica Sánchez. 

La asociación, llamada Bancal de Rosas, se ha creado para apoyar a Sánchez y financiar los viajes, mítines, retransmisiones, alquiler de su oficina y gastos de su equipo. El equipo de Sánchez dice cumplir estrictamente con la legalidad vigente y con la ley de protección de datos, pero reconoce que se sirve de un vacío reglamentario en las normas del PSOE. Sus estatutos y normas no prevén ninguna indicación sobre financiación de aspirantes hasta que adquieran la condición formal de precandidatos, algo que sólo ocurrirá tras el Comité Federal del 1 de abril que convocará oficialmente las primarias por el liderazgo del PSOE. 

La Gestora, apoyada en un informe jurídico, considera que la plataforma puede incumplir la ley de financiación de partidos, reformada en 2015, ya que el fin de la asociación es sufragar actos en el ámbito interno de una formación política. Por ese motivo, el Tribunal de Cuentas podría pedir explicaciones al PSOE, pero la dirección interina no tiene acceso a las cuentas de la plataforma: ni puede comprobar que los datos que da Sánchez son reales ni conoce la identidad de los donantes.

Para remediarlo, Ferraz ha pedido a Sánchez que cierre su plataforma y utilice las dos cuentas que ha puesto a disposición la Gestora, con ella como cotitular. Tanto Susana Díaz como Patxi López han aceptado ese sistema. Sánchez no se compromete a hacerlo, pero asegura que una vez que el proceso esté formalmente convocado acatará las normas que se fijen.

El martes, el equipo de Sánchez anunció que había recaudado 82.800 euros. El 60,1% del volumen recaudado proviene de aportaciones entre 10 y 20 euros y un 25,7% entre 21 y 50, por lo que la mayoría han sido, según los datos del equipo de Sánchez, pequeñas donaciones. Cuatro de las aportaciones se sitúan en el tramo más alto, entre 301 y 610 euros, a pesar de que la web de la asociación que sirve como paraguas, Bancal de Rosas, indica un tope de 300.