Pablo Iglesias ha abierto la segunda Asamblea Ciudadana de Podemos apelando a la unidad. En su discurso de apertura del cónclave, el secretario general del partido de los círculos ha dicho que "el ensimismamiento y la división trabajan para el enemigo" y ha reclamado trabajar juntos porque "el viento del cambio sigue soplando". 

Noticias relacionadas

Todos los miembros de la dirección de Podemos, incluidos Iglesias e Íñigo Errejón, han compartido escenario para dar el pistoletazo de salida a Vistalegre 2. Las casi 8.000 personas del público no paraban de gritar "unidad, unidad". En una breve alocución, el líder del partido morado ha dicho que "no lo olvidemos nunca: el ensimismamiento y la división trabajan para el enemigo". 

"No se confíen, señores del PP, el viento del cambio sigue soplando", ha afirmado, entre fuertes críticas a Rajoy y a la "triple alianza que gobierna España". Para concluir, entre más gritos de "unidad", Iglesias ha dicho que "esta asamblea tiene que ser un ejemplo de unidad, fraternidad e inteligencia" y ha recordado que "estamos llamados a gobernar y a cambiar las cosas, a liderar un bloque histórico". Su última palabra ha sido "unidad". 

"No me creo que el PP sea la derecha y el PSOE la izquierda"

Minutos después, Iglesias ha vuelto a la tribuna junto a Noelia Vera, compañera de sus listas, para presentar el documento político que defienden. Entre otras cosas, el secretario general de Podemos ha dicho que "no me creo que el PP esté a la derecha y el PSOE a la izquierda, porque ambos están al servicio de las élites". 

Además, se ha centrado en atacar a las otras formaciones. "No nos podemos parecer a ellos ni en los andares, la transversalidad no tiene que ver con parecerse a Ciudadanos o al PSOE, tiene que ver con parecerse a España", ha recalcado.