Murcia

El 22 de abril habrá movilizaciones simultáneas en Murcia, Almería y Alicante por parte de los regantes del Levante para exigir al Gobierno de España que no cambie las reglas de explotación del Trasvase Tajo-Segura. La Cámara de Comercio de la capital del Segura ha acogido -este lunes- una sesión del Círculo del Agua donde Lucas Jiménez, presidente del Scrats, ha anunciado las acciones que se llevarán a cabo ante la propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica de rebajar los volúmenes trasvasables de 38 hectómetros cúbicos a 27, cuando los pantanos de cabecera de Entrepeñas y Buendía estén por debajo del 35% de su capacidad (nivel 2).

Noticias relacionadas

El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats) ha subrayado que los regantes de esas tres provincias "están muy preocupados" ante la posibilidad de que el Ministerio apruebe la citada reducción de la cantidad de agua trasvasada, a través de un real decreto. Todo ello, después de que el pleno del Consejo Nacional del Agua (CNA) avalase ese recorte hídrico en un informe que no es vinculante, pero sí preceptivo para dar luz verde al decreto. "Hay un cabreo monumental en el sector agro", ha alertado Lucas Jiménez.

"Todas las organizaciones cooperativistas, industriales, organizaciones agrarias y  sindicatos de clase hemos acordado que tenemos que salir a la calle porque hay que informar a la población de que esto no solo afecta a los regantes: habrá incrementos de precio en el agua de consumo que afecta a los ciudadanos", ha advertido Jiménez. En concreto, se estima que el incremento del recibo puede oscilar del 30 al 48%, por este motivo ya se ha solicitado permiso a las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno de Murcia, Alicante y Almería para celebrar protestas simultáneas respetando las restricciones sanitarias. 

La capital de España será la siguiente parada dentro del calendario de movilizaciones que este lunes han acordado regantes murcianos, almerienses y alicantinos en la Cámara de Comercio. "Vamos a estar en Madrid más de una vez, de forma presencial y no presencial, echaremos mano de la imaginación para buscar medidas que visualicen el malestar de los regantes y cuál es la situación a la que nos aboca el Gobierno de la Nación", tal y como ha anunciado con contundencia el presidente de Scrats.

Otra de las acciones que emprenderán consistirá en enviar una carta a los presidentes de Murcia (Fernando López Miras), Andalucía (Jun Manuel Moreno Bonilla) y Valencia (Ximo Puig) para que soliciten una reunión conjunta con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. "La idea es que se reúnan con él para que le exijan posicionarse públicamente sobre el Trasvase Tajo-Segura, con el objetivo de que no se promulguen cambios en las reglas de explotación hasta que se apruebe el Plan de Cuenca del Tajo, tal y como establece la ley", según ha explicado una fuente de Scrats a EL ESPAÑOL.

"Estamos en un momento decisivo y en un punto de inflexión para una infraestructura que hasta ahora ha vertebrado el Levante español", tal y como ha reflexionado Lucas Jiménez para añadir que las movilizaciones proseguirán con una marcha en defensa del trasvase por municipios de Murcia, Almería y Alicante. También habrá concentraciones en los ayuntamientos de las tres provincias. "El presidente del Gobierno de la Nación será en última instancia el responsable de lo que pueda pasar".

Reunión del Círculo del Agua que se ha celebrado en la Cámara de Comercio de Murcia. Carm

Reducción de 90 hectómetros

El consejero de Agua de Murcia, Antonio Luengo, ha asistido a la reunión del Círculo del Agua para mostrar su apoyo a las reivindicaciones que protagonizarán los regantes levantinos para evitar que el Consejo de Ministros apruebe un real decreto, que incluye un recorte de 38 a 27 hectómetros cúbicos de los volúmenes trasvasables -cuando los pantanos de Entrepeñas y Buendía estén en nivel 2-.

"El Gobierno de la Región está y estará siempre del lado de los regantes, vamos a apoyar todas las decisiones que se han adoptado porque necesitamos defender de forma firme los intereses de todo el Levante", ha subrayado Antonio Luengo. "No podemos permitir que las decisiones sectarias y arbitrarias que está tomando la ministra para la Transición Ecológica amenacen al trasvase".

El consejero murciano ha proseguido criticando que Teresa Ribera ha realizado "siete ataques al trasvase durante apenas un año, porque esta revisión de las reglas de explotación, unida a la próxima aprobación del Plan de Cuenca del Tajo, van a suponer una reducción de más de noventa hectómetros cúbicos al año: estamos hablando de una reducción del 50% del agua que nos llega y eso es inasumible para nuestros regantes y para nuestros bolsillos porque todos veremos incrementado el precio del recibo del agua que llega a las viviendas".

Desde el Palacio de San Esteban han subrayado que el presidente regional, Fernando López Miras, tiene "una disposición absoluta" para impulsar con Andalucía y Valencia un frente común en defensa del acueducto. "Ya se ha contactado con los presidentes de esas comunidades para abordar este asunto en una reunión, no hay fecha fijada, pero esperamos que sea muy pronto", según han avanzado una fuente de la sede del Gobierno murciano.

El manifiesto socialista

Los socialistas murcianos y valencianos han tratado de aplacar los ánimos de los regantes presentando un manifiesto en defensa de la Demarcación Hidrográfica del Segura, que va dirigido al Gobierno de España, y que ha sido elaborado conjuntamente por las federaciones de Murcia y Valencia. El documento incluye un esquema de temas importantes y ha sido presentado tras un encuentro de trabajo entre dirigentes del PSRM y del PSPV, al que han asistido alcaldes y diputados regionales y nacionales de ambas comunidades.

El primer punto recoge literalmente que se "mantengan las asignaciones vigentes, tanto para el abastecimiento urbano, como para el uso de regadío de los recursos del Tajo-Segura y la garantía actual que se deduce en las reglas de explotación del acueducto Tajo-Segura".

Presentación del manifiesto suscrito por las federaciones socialistas de Murcia y Valencia. PSOE

El segundo punto solicita que se impulsen las actuaciones precisas, tanto técnicas como legislativas, que minoren las tarifas vigentes de las aguas desaladas. El punto número cinco del manifiesto suscrito por los socialistas murcianos y valencianos, recoge otra de las reivindicaciones de los regantes: "Que cualquier instrumento legal o reglamentario destinado a modificar las normas de explotación del trasvase Tajo-Segura se vincule a la aprobación del Plan Hidrológico de Cuenca de la Demarcación Hidrográfica del Tajo.

En el sexto punto del documento, en esa misma línea, se insta al Gobierno de España, a que "se consensúe con los usuarios y los gobiernos autonómicos de la Región de Murcia y la Comunitat Valenciana cualquier cambio del actual escenario del acueducto Tajo-Segura".

El líder de los socialistas en Murcia, Diego Conesa, ha anunciado que en los próximos días mantendrá una reunión con el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, para impulsar medidas que garanticen las necesidades hídricas de los territorios murciano y valenciano.

Conesa ha defendido "la necesidad" de garantizar el suministro hídrico de ambas comunidades autónomas "para beber y para vivir". El dirigente del PSRM se ha comprometido a seguir trabajando por el Trasvase Tajo-Segura porque "es absolutamente irrenunciable".