La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se ha comprometido a bajar impuestos si los madrileños la mantienen en la Puerta del Sol tras el 4-M y ha acusado al candidato socialista, Ángel Gabilondo, de engañar con su compromiso de no tocarlos. "No sé si es soso, pero sí creo que es mentiroso y es lo grave. Hace tan solo dos meses estaba firmando una subida indiscriminada de impuestos de más de 3.600 millones de euros". 

Noticias relacionadas

Díaz Ayuso ha asistido este miércoles a la reforestación de un parque de Getafe tras el paso de la borrasca 'Filomena' los primeros días de enero. Preguntada por los periodistas, ha dicho no poder decir nada de la este martes anunciada número 2 en la lista de Gabilondo, Hana Jalloul -actual secretaria de Estado de Migraciones- porque no la "conoce", si bien entiende que "si el número 1 manda poco en el PSOE, la dos lo hará mucho menos".

Sobre la afirmación del vicepresidente segundo del Gobierno y futuro candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, de que Díaz Ayuso acabará "en la cárcel" por "robar a manos llenas", la presidenta ha zanjado la cuestión en pocas palabras: "De Pablo Iglesias paso completamente".

"Madrid va a ser una bomba"

Otro nombre propio de la comparecencia ha sido el del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, quien vaticinó hace unas horas que "Madrid va a ser una bomba dentro de 15 o 20 días", refiriéndose a un aumento de contagios tras la Semana Santa. No lo dijo en público sino captado por unos micrófonos mientras hablaba informalmente con consejeros. "A los 12 días de Semana Santa, tendremos un pico, sobre todo Madrid", insistió.

Y Díaz Ayuso ha reaccionado: ha comenzado recordando que se "prometió nunca mencionar para mal a los presidentes autonómicos", por lo que, ha asegurado, tenía "poco que decir" sobre el asunto. Eso sí, ha admitido estar "un poco cansada", no sabe si "por envidia o cerrazón", de las críticas a su gestión de la pandemia. 

Pero, preguntada una segunda vez por la cuestión, en concreto por si no le preocupa que Revilla pueda estar en lo cierto, ha contestado con mayor contundencia: "Estamos haciendo las cosas lo mejor que podemos. Puedo decir con orgullo que yo no he destrozado la economía ni he cerrado un sector que ha perdido un 25% del empleo en toda España", en referencia a la hostelería.

"Parece que ahora es virólogo", ha continuado Díaz Ayuso sobre Revilla, recordando que "dio 'revilletas' -así llamaron los cántabros a las mascarillas que repartió su gobierno durante los meses más duros de la pandemia, comparándolas con servilletas- como única alternativa mientras en Madrid traíamos 22 aviones con material sanitario para proteger a todos los profesionales que han estado al frente de la lucha contra el Covid".