La emergencia sanitaria provocada por el coronavirus también ha obligado a cancelar el Orgullo LGTBI, el evento cultural más multitudinario del año en Madrid. Así lo ha comunicado este martes el comité organizador en una nota de prensa. "La salud y la seguridad de las personas es lo prioritario, por lo tanto, anuncia que este evento, que cada año se celebra en Madrid durante la última semana de junio y la primera de julio, queda aplazado debido a las excepcionales circunstancias que se están viviendo", han asegurado.

Noticias relacionadas

Las entidades organizadoras -Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), COGAM, Colectivo LGTB+ de Madrid, y la Asociación de Empresas y Profesionales para Gays y Lesbianas de Madrid (AEGAL)- han informado de que "el Orgullo tendrá lugar cuando las condiciones sanitarias y de seguridad sean las adecuadas y así sea garantizado por las autoridades sanitarias y las fuerzas de seguridad". Es decir, queda suspendido sine die, sin concretar una nueva fecha.

En la edición del año pasado, más de un millón y medio de personas asistió a la manifestación del Orgullo, según las cifras proporcionadas por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales. La Delegación del Gobierno en Madrid, por su parte, redujo el cómputo a 400.000 participantes. Este año estaba programada para el sábado 4 de julio.

Vistazo de la Plaza de Cibeles durante la manifestación del Orgullo de 2019. Reuters

La media se enmarca en la cascada de cancelaciones de eventos culturales que se están registrando en toda España -y el mundo- por los efectos de la pandemia del coronavirus. En este mismo sentido, también se ha aplazado la celebración de la Feria del Libro, prevista para un mes antes que el Orgullo LGTBI, que se ha movido al mes de octubre.

“Queremos, además, enviar nuestra solidaridad a todas las personas afectadas por esta pandemia y a sus familias y agradecer la labor, la dedicación y el compromiso del personal sanitario, de limpieza, cuerpos de seguridad y demás instituciones, al igual que a todo el personal de locales de alimentación, transportes, farmacias e infraestructuras básicas", han asegurado los organizadores. "El esfuerzo que cada una de las personas dedica día a día en este periodo y la de todas las personas que dedican su esfuerzo para superar esta situación".

Y han concluido incidiendo en que el colectivo LGTBI "siempre ha estado especialmente golpeado y estigmatizado", pero ha sido capaz de "salir adelante con resiliencia de los inconvenientes". Por eso, en la alarmante coyuntura actual, "hace pública su voluntad y responsabilidad colectiva para contribuir a frenar esta nueva crisis sanitaria".