Valencia

El Gobierno valenciano anunció este lunes la eliminación del toque de queda nocturno en los municipios con alta incidencia de la Covid-19 donde aún seguía vigente. La movilidad, en consecuencia, vuelve a ser autorizada a partir de las 1.00 horas en estas localidades. Además, el Ejecutivo de Ximo Puig autoriza la reapertura del ocio nocturno en la autonomía, donde estaba restringido a la franja horaria de la hostelería.

Noticias relacionadas

Así lo anunció el presidente valenciano tras la reunión de la Mesa Interdepartamental en la que los distintos partidos que componen el Ejecutivo, PSPV-PSOE, Compromís y Podemos, toman las decisiones para hacer frente a la pandemia. El mandatario socialista intervino junto a la consellera de Sanidad, Ana Barceló.

Todas las medidas anunciadas entran en vigor a las 0.00 horas de este martes, de modo que las discotecas pueden prolongar su actividad esta misma noche.

La reapertura del ocio nocturno prorroga la actividad desde las 1.00 hasta las 3.00 horas. Las últimas consumiciones deberán servirse, como tarde, a las 2.30 horas. Eso sí, los locales del ocio nocturno deberán restringir su aforo al 50%, no podrán habilitar la pista de baile ni tampoco servir copas en la barra.

Además del fin del toque de queda y de la reapertura del ocio nocturno, Ximo Puig anunció otras cuatro medidas. Una de ellas es la eliminación del límite de personas para las reuniones, que estaba fijado en 10 y queda ahora suprimido.

Interior de los bares

Por lo que respecta a la hostelería, bares y restaurantes podrán servir mesas de hasta 8 personas en el interior de sus locales, donde hasta ahora el límite máximo era de 6. En las terrazas, por contra, el máximo seguirá siendo de 10 personas por mesa.

El aforo para la celebración de eventos se eleva a las 1.500 personas en interiores y a las 3.000 en exteriores. Y, por lo que respecta a los eventos deportivos, los estadios abiertos pasan a tener un aforo del 60% de su capacidad hasta un máximo de 20.000 espectadores. En los cerrados el tope será del 40% con un máximo de 4.000.

El presidente destacó que se realizará una "reapertura progresiva, segura y gradual" para seguir reduciendo la transmisión del virus y avanzar en la inmunidad de grupo, si continúa la evolución favorable de la situación pandémica, y teniendo en cuenta que en el mes de septiembre se produce la vuelta al trabajo, el inicio del curso escolar y universitario, y un mayor uso del transporte público.



Asimismo, se refirió al objetivo de llegar al 9 de octubre con el 90% de la población vacunada, e hizo una llamada a la minoría de la población que aún no se ha vacunado a hacerlo, recordando que este martes 7 de septiembre comienza la vacunación sin cita previa en los 133 puntos de vacunación masiva.