Palma

"Avanzar hacia un mayor federalismo en las relaciones entre las comunidades autónomas y el Gobierno de España". Esta es la reclamación conjunta que trasladaron este martes al Estado los presidentes socialistas de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, y Baleares, Francina Armengol.

Noticias relacionadas

La propuesta forma parte de la "declaración conjunta de las Islas Baleares y la Comunidad Valenciana" rubricada por ambos dirigentes en Palma, donde los dos ejecutivos autonómicos han mantenido una cumbre de dos días. Como resultado de la misma presentaron un documento con reclamaciones al Gobierno central y proyectos compartidos por los dos territorios.

La exigencia de mayor federalismo en España forma parte de la primera reclamación al Estado del documento, que también solicita "una mejor distribución de los recursos, principalmente a través de la negociación de un nuevo sistema de financiación autonómica".

Las dos autonomías se encuentran entre las perjudicadas con el actual modelo de reparto de fondos, caducado desde 2014. Pero acaban de sufrir el portazo del Gobierno de España. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya ha advertido que difícilmente cumplirá su palabra de presentar este año un proyecto de reforma en el Congreso.

Los gobiernos valenciano y balear, sin embargo, adoptaron en la cumbre un perfil bajo ante esta exigencia con un perfil bajo, sin estruendos contra el Gobierno central de su partido. Tan solo la vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra (Compromís), levantó la voz al respecto. "Nos está desangrando", denunció.

"Perímetro" vs. M-30

Puig y Armengol fueron más beligerantes contra la "centralización" del Estado en Madrid. "España tiene 7.700 kilómetros de perímetro frente a los 32 de la M-30", afirmó Ximo Puig en su discurso. En cualquier caso, siempre desde un prisma constructivo, no rupturista. "Queremos la reconexión económica, social, emocional de España", agregó.

"Queremos un estado más plural, al que queremos contribuir desde la periferia", agregó Armengol en la misma línea. Ambos comparecieron en un acto solemne y de marcado carácter regionalista, pero presidido por cuatro banderas: la europea, la española, la balear y la valenciana.

En su atención a los medios de comunicación incidieron en este mensaje. "Entre el soberanismo y el centralismo está la vía federal", expuso Ximo Puig. "El estado autonómico no está funcionando en algunos aspectos, tenemos claro que es necesaria una mayor federalización", solicitó.

Ximo Puig y Francina Armengol, durante la I Cumbre Islas Baleares-Comunidad Valenciana. EE

Puig, además de "una financiación justa", reclamó en su discurso "una mayor cogobernanza, mejores infraestructuras, un sector público estatal adecuado y 'fair play' fiscal para evitar aspiradoras centrales, dumpings desleales, radialidades ineficientes, y discriminación financiera", según desglosó en clara alusión a Madrid.

El jefe del Gobierno valenciano subrayó que "es el momento de asegurar igualdad de oportunidades de los ciudadanos, desde el respeto a la diversidad territorial". "Las asimetrías generan divergencia e injusticias", aseguró.

Cumbre anual

El jefe del Gobierno valenciano informó de que una de las medidas acordadas en la cumbre consiste en "institucionalizar el encuentro con carácter anual", por lo que ha destacado que volverá a celebrarse el próximo verano 2022 en la Comunidad Valenciana. "Nos vemos el verano que viene en Valencia", confirmó Armengol.

Durante su intervención, ambos dirigentes anunciaron que las dos autonomías presentarán de forma conjunta "cuatro grandes proyectos elegibles para los Fondos Europeos".

Se trata de iniciativas que permitirán "la generación de Hidrógeno verde, estratégico para la movilidad de ambas regiones y para la industria", así como "la movilidad marítima y portuaria descarbonizada, con el impulso a las renovables y la aplicación de la economía circular". También "la promoción de la salud y el envejecimiento activo, enfocado a la cronicidad, la dependencia y la teleasistencia", y "la sostenibilidad del eje Valencia-Palma del Corredor Mediterráneo, como nodo verde de la red transeuropea", según precisaron.

Además, destacaron que ambas comunidades también liderarán un "gran proyecto de vanguardia" asignado por el Ministerio de Ciencia. "Se trata del programa de Astrofísica y Física de Altas Energías, que investigará la aceleración de nuevas partículas y la generación de energía estelar, que contarán con un presupuesto inicial de 34 millones de euros", explicaron.