Valencia

La ciudad de Valencia perdió este jueves la pugna por la Capitalidad Europea de la Innovación, pero la defensa que realizó en el certamen su concejal, Carlos Galiana, bien mereció el galardón.

Noticias relacionadas

El edil de Compromís recurrió al ingenio para intervenir personalmente en el acto oficial, que se realizó por completo en inglés. Fue doblado en directo por otra persona mientras él, actor de profesión, fingía que hablaba bajo su mascarilla.

Fuentes del Ayuntamiento de Valencia trasladan a EL ESPAÑOL que recurrieron a esta fórmula porque la Comisión Europea les había exigido que interviniera en el evento o el alcalde de la ciudad, Joan Ribó, o su titular de innovación. Ninguna otra persona podía hacerlo.

Al parecer, Joan Ribó se encontraba en el pleno municipal, de modo que su participación quedó descartada -las fuentes consultadas no precisaron si habla o no inglés-. Solo quedaba Galiana, quien, al parecer, no posee nivel suficiente como intervenir en la lengua de Shakespeare. En consecuencia, el consistorio tomó la decisión de doblarlo en directo.

¿Y por qué no se hizo una traducción convencional? ¿Por qué no apareció el concejal junto a un intérprete? “Las normas eran muy estrictas: debía aparecer una sola persona, el alcalde o el concejal”, aseguran las mismas fuentes.

Peor que Ana Botella

La peculiar voz de Galiana mientras hablaba falsamente inglés no pasó desapercibida en la ciudad, y el concejal se convirtió en la comidilla. El Ayuntamiento quiso evitar que sonara como Ana Botella al defender la candidatura de Madrid para los Juegos Olímpicos, pero la chanza desatada fue más vergonzosa todavía 

La alcaldesa del PP fue criticada por intervenir con un inglés precario, pero la intervención de Galiana eleva el listón al ridículo de simular un perfecto inglés con la voz de otra persona.

Antecedentes

Además, Carlos Galiana cuenta con antecedentes en cuanto a polémicas apariciones televisivas. En 2017, Mercavalencia, empresa pública que presidía, se gastó 26.000 euros para la elaboración de un programa que él mismo presentaba, y que ensalzaba su figura hasta el punto de mostrar su perfil en redes sociales.

Se llamaba Dissabe al Mercat -Sábado en el Mercado- y, tal y como publicó Valencia Plaza, fue pagado mediante cinco contratos menores a Prime TV Valenciana SL, sociedad del canal que los emitió -Levante TV-.