Isabel Albás, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Córdoba, se ha plantado. "Esto ya ha ido demasiado lejos. Desde Cs no permitiremos que nadie ponga en duda que Córdoba es la mejor opción para albergar el Colce". Así lo dejó reflejado en una serie de tres tuits que publicó este martes por la noche.

Noticias relacionadas

En conversación con EL ESPAÑOL, Albás se pregunta si sus compañeros de Jaén "tienen la autorización del partido para llevar a cabo esa denuncia", y añade que "siempre hablaré -como representante público- en boca de Cs cuando siga las directrices que me dicta mi partido". Albás se muestra escéptica al respecto: "Dudo mucho que Cs haya autorizado a ningún representante del partido a denunciar".

La polémica se despertó a raíz de las declaraciones de María Cantos, teniente de alcalde en Jaén, donde Ciudadanos gobierna con el PSOE. Cantos anunció acciones legales para conocer los motivos de la decisión. En Córdoba, sus compañeros, que gobiernan con el PP, se lo han tomado como un ataque.

En este sentido, Albás confirma que su relación con Cs Jaén "es como con cualquier otro compañero", pero añade que no va a dejar pasar que "alguien se meta con la ciudad a la que representamos". La concejal cordobesa defiende que "el mejor proyecto fue el de nuestra ciudad" y cree que no sólo es bueno para su ciudad: "Lo que es bueno para nosotros lo es para Andalucía".

Fuentes de Ciudadanos en Jaén afirman que "sólo buscamos transparencia, que es lo que este partido ha buscado siempre en política". El excoordinador local de Cs Jaén, actual asesor del Grupo Municipal, Luis Serrano, respondía a Albás en Twitter: "¿Y las demás no merecen respeto? ¿miedo a la transparencia?". 

Si en las jornadas inmediatamente posteriores a la concesión de la base logística del Ejército a Córdoba fueron los socialistas los que se enfrentaron entre sí, ahora ha llegado a Cs la gresca. Desde el partido defienden que "el Gobierno no es transparente y se ha cebado históricamente con Jaén".

Afirman que el caso del Colce es "la gota que ha colmado el vaso". "Se pide transparencia, pero eso no debe significar atacar a Córdoba, sino atender a Jaén como merece y que los saquen del vagón de cola", añaden desde la formación naranja.

Cortar Despeñaperros

Por otro lado, nueve plataformas han convocado para el domingo 7 de marzo una gran caravana a Despeñaperros. Con el lema: "Jaén cierra Andalucía", piden colapsar la A4 en ambos sentidos para hacerse oír. Los organizadores hablan de un "nuevo órdago de la sociedad civil de la provincia de Jaén para clamar contra el ninguneo y el abandono histórico institucional y político". 

No sólo esperan cortar la conexión entre Andalucía y Castilla la Mancha, también convocan otras dos caceroladas para el sábado 27 de febrero y el 6 de marzo y llaman a poner las banderas de las localidades en los balcones. 

Las plataformas rechazan las migajas que están ofreciendo "determinados políticos prometiendo planes sin dinero ni contenido y que nunca llegan, o algo tan ridículo como decir que se va a reducir el tiempo de viaje en tren a Madrid en 40 minutos".