Andalucía ha batido este jueves su récord de contagios confirmados por PCR y test antígenos. Es la primera vez desde el inicio de la pandemia que supera los 5.000 en 24 horas. Lo hace además en vísperas de su cierre perimetral y del blindaje de las provincias de Sevilla, Jaén y Granada. Ha sido precisamente esta última la que ha registrado la mayor parte de estos positivos, hasta 1.382.

Noticias relacionadas

Hasta el momento el máximo número alcanzado había sido 3.503, que se registraron el pasado viernes, según los datos que recogidos por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA). Además en las últimas 24 horas fallecido 31 personas, más de la mitad en la provincia granadina.

Este nuevo récord diario de contagios se alcanza precisamente en vísperas de que la Junta active el cierre perimetral de la comunidad y el confinamiento de 450 municipios a partir de las 00,00 horas de este viernes. Hasta ahora, las mayores cifras diarias de positivos no habían superado los 4.000 casos.

La provincia de Sevilla también ha registrado un récord de positivos. Ha alcanzado 1.220, lejos de las cifras registradas en Córdoba, con 649; Jaén, con 566; Cádiz, con 520; Málaga, con 339; Almería, con 299; y Huelva, con 227.

Más hospitalizados

Por su parte, los hospitales andaluces han registrado también una nueva jornada de aumento de su presión asistencial con 2.345 pacientes ingresados por Covid-19, 33 más en 24 horas y 670 más que hace una semana. De ellos, 296 están en una Unidad de Cuidados Intensivos.

Estas cifras se alcanzan un día después que el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, compareciera vía telemática tras presidir una reunión del Consejo Asesor de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto.

Tras este encuentro anunció el cierre perimetral de la comunidad y la manuntención del toque de queda en el horario establecido por el Gobierno, desde las 23,00 hasta las 6,00. Por tanto, la hostelería tendrá que cerrar sus establecimientos a las 22,30 horas y las reuniones quedarán limitadas a seis personas tanto en el ámbito público como privado, salvo entre convivientes.

Moreno justificó el endurecimiento de estas medidas ante el aumento del número de ingresados en los hospitales andaluces en los últimos días. El presidente aseguró que este miércoles, cuando se alcanzaron los 2.312 pacientes, se registró la misma cifra del pasado 4 de abril con la diferencia que la curva de contagios ya iba en descenso.

"A día de hoy, la curva no ha tocado techo y nadie sabe cuándo empezará a descender", subrayó Juanma Moreno, quien ve probable que en pocos días se supere el récord de hospitalizados de la primera ola, cuando se alcanzó los 2.708.