La Junta de Andalucía aprobó este martes en Consejo de Gobierno realizar cribados masivos en las 11 localidades andaluzas más castigadas por la Covid-19. Estos municipios son el almeriense Pulpí; el cordobés Almodóvar Del Río; los jienenses JamilenaLos Villares y Linares; los sevillanas La Campana, Villaverde del Río, Arahal y Paradas y los malagueños Sierra de YeguasVillanueva de la Concepción.

Noticias relacionadas

EL ESPAÑOL se ha puesto en contacto con algunos de sus alcaldes. La mayoría señala que casi todos los brotes han surgido de reuniones familiares y por la relajación de la población. Por tanto, ven positivo este testeo masivo y ya han tomado medidas que están a su alcance como el cierre de parques, de mercadillos y de instalaciones municipales.

Sin embargo, otros mandatarios, como el de Villaverde del Río, el socialista José María Martín Vera, cree que deben tomarse "cuantas medidas sean necesarias en beneficio de la población, sean las que sean, confinamiento incluido", ha indicado a Europa Press. El de Sierra Yeguas, José María González (PSOE), también vería razonable esta opción o las restricciones de movilidad como ha ocurrido en la localidad sevillana de Casariche.

En todos estos pueblos la tasa de incidencia es mayor de 500 positivos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días pero la Junta ha tenido en cuenta otros parámetros como la presión hospitalaria y la trazabilidad de los casos a la hora de tomar esta medida.

Los test se practicarán a partir de este miércoles, como ya ha ocurrido en Casariche y Lucena (Córdoba), eligiendo a una muestra representativa de la población de manera aleatoria. El aviso llega a través de SMS y es voluntaria por parte de los ciudadanos. Desde la Junta insisten en la importancia de acudir a la cita porque cuantas más personas lo hagan, mejor se conocerá la incidencia del virus en el municipio.

Restricciones en Casariche

El primer paso se ha dado en Casariche, donde el Gobierno andaluz ha restringido la movilidad para entrar y salir de la localidad salvo casos excepcionales. Al cierre de esta edición, la incidencia en el municipio está en una tasa de 4.582 contagios por cada 100.000, con 254 positivos, 147 de ellos en los últimos siete días. Es la más alta de Andalucía. El inicio de esta situación se localiza en dos bodas celebradas en grandes salones de municipios cercanos.

El confinamiento fue aprobado el pasado lunes en el Consejo Asesor de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto para abordar la situación de la pandemia y, dependiendo de su evolución, podría aplicarse también en estas 11 localidades.

Los habitantes de los municipios afectados oscilan entre los 3.293 habitantes de Jamilena -donde se registra la tasa más alta de contagiados, 1.214 por cada 100.000- hasta los más de 19.500 vecinos de Arahal. 

El alcalde de Jamilena, el socialista José María Mercado, no aboga por un nuevo confinamiento porque ya hay un descenso significativo de los casos. No obstante, sí ve que esta medida del testeo masivo "ha llegado tarde", al igual que el alcalde de Paradas, Rafael Cobano (IU).

La localidad de Pulpí, con una población de 10.055 personas, se han confirmado en los últimos 14 días 54 PCR positivos. De ellos, 39 en la última semana, y una tasa del 537%. Su alcalde, el popular Juan Pedro García, ha precisado que la situación en su municipio es "preocupante, aunque no alarmante".

El protocolo de la Junta

Por su parte, tras el Consejo de Gobierno de este martes el consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Elías Bendodosolicitó públicamente al Gobierno central que aplique un criterio único para llevar a efecto las medidas preventivas especiales contra el avance de la pandemia para toda España. A su juicio, "si hay guerra de gobiernos quien gana es el virus".

No obstante, mientras tanto, el Gobierno andaluz ha aprobado una nueva estrategia para la adopción de medidas de control y prevención en municipios o territorios como estas 11 localidades afectadas.

Así estos lugares que presenten peor situación epidemiológica serán evaluados para conocer el nivel de respuesta de sus capacidades de salud pública y asistenciales, tal y como establece el Plan de Respuesta Temprana del Ministerio.

Entre las medidas recogidas en la estrategia destacan aquéllas vinculadas a la prevención y protección colectiva, como permanecer en el domicilio y buscar asistencia médica ante la presencia de síntomas compatibles; o reforzar la limpieza y desinfección en edificios y mobiliario público.

También plantea el cierre de jardines públicos, así como parques infantiles y cierre parcial o total de los centros pertenecientes a ámbitos sanitarios, comerciales o laborales. Incluye el cierre de peñas, asociaciones gastronómicas, asociaciones recreativo-culturales o clubes y de los mercadillos, o la reducción de los horarios en hostelería.

Los aforos

Bajar los aforos al 50% y agrupaciones en mesas de un máximo de seis personas es otra de las medidas. La estrategia a su vez incluye decisiones encaminadas a mantener información continua a la población sobre la situación epidemiológica y las medidas adoptadas, así como aquéllas dirigidas a la seguridad y coordinación entre administraciones.

Su aplicación tendrá una duración mínima de 14 días y se hará seguimiento continuo para determinar la necesidad de prórroga, ampliación o reducción de las mismas.