Sevilla

A partir del próximo lunes las playas que se encuentren en aquellas provincias andaluzas que pasen a la fase 2 podrán abrirse para el baño. Se podrá acceder pero con restricciones.

Noticias relacionadas

La Junta de Andalucía ha publicado una serie de recomendaciones entre las que destacan llegar duchado y no estar más de cuatro horas, en horario de mañana o de tarde, para evitar las aglomeraciones.

Son recomendaciones que el Gobierno andaluz ha publicado una edición extraordinaria del Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) y que están dirigidas a los ayuntamientos costeros, 61 en total en Andalucía.

Ellos son en última instancia quienes controlarán el acceso a la playa en este verano, marcado por la situación sanitaria por el Covid-19. Lejos quedarán esas imágenes de las orillas andaluzas abarrotadas en pleno mes de agosto.

Entre las medidas, la Junta recomienda quedarse en casa si se tienen síntomas de coronavirus, así como extremar las medidas higiénicas individuales. Mantener la ropa y accesorios de baño limpios, utilizar una toalla por persona, higiene de manos, evitar tocarse las manos, nariz y boca, y no tragar agua, son otras de las medidas a tomar.

Dos metros

También recomienda mantener la distancia de seguridad de al menos dos metros para evitar contagios, mediante señales en el suelo limitando los espacios, y no compartir objetos, como útiles de juego, con otras unidades de convivencia que estén en la playa.

Además, pide usar bolsas para guardar los residuos sólidos que deben cerrarse adecuadamente y depositarse en las papeleras y contenedores de basura de la playa.

Otra recomendación es tener una actitud responsable colaborando con el cumplimiento de las medidas de protección adecuadas para cuidar la salud y poner especial atención a los carteles informativos acerca del Covid-19.

El aforo

Al margen de ese decálogo, la Junta detalla un compendio más amplio de recomendaciones orientadas a los planes de contingencia que elaboren las entidades locales de cara al uso de las playas en estas circunstancias excepcionales.

Considera que los ayuntamientos deben establecer el máximo aforo permitido en las playas de su municipio de acuerdo a las disposiciones que se vayan dictando por la autoridad sanitaria competente, y un horario de apertura y cierre. El objetivo, poder realizar labores de limpieza y desinfección entre horas.

Además, el plan de contingencia local debería establecer e identificar accesos concretos para la entrada y otros para la salida. Cuando el aforo esté completo la Junta aconseja facilitar la espera en espacio de sombra que, a su vez, permita mantener la distancia mínima.

Los aseos tendrán que ser usados en caso estrictamente necesario y se recomienda la disposición, a su entrada, de geles hidroalcohólicos, y que, como máximo, solo sean ocupados por una persona.

Duchas y lavapiés

Por último, sobre duchas y lavapiés exteriores, la Junta recomienda, entre otras cuestiones, que sean de accionamiento no manual, así como que en cada caso sean usados por un único bañista, salvo con los menores o personas dependientes.

La Junta aclara que todas estas recomendaciones sobre las playas deben ser implantadas y, en su caso, complementadas por las autoridades locales en función de las características de sus playas. Además, tendrán que ir adaptándose a las indicaciones de las autoridades sanitarias conforme vaya evolucionando la crisis sanitaria actual.

La semana pasada el Gobierno andaluz aprobó en Consejo de Gobierno un decreto ley con cinco millones para que los ayuntamientos puedan realizar planes de contingencia individualizados frente al coronavirus y, por otro lado, destinar un total de 10,5 millones de euros para ayudar en las actuaciones de limpieza e higiene de las playas y la adquisición de bienes inmuebles para afrontar el coronavirus.

Información sobre el coronavirus: