I. P. Nova Mercedes Rivera

Los buenos datos de la Covid-19 -la incidencia es la más baja en 13 meses- en España están alentando a las comunidades autónomas a eliminar, poco a poco, las restricciones sanitarias que se habían obligado a imponer para frenar la pandemia. Aforos en discotecas y toques de queda suenan a cosa del pasado mientras que los líderes autonómicos vislumbran octubre como el mes de la ‘nueva libertad’.

Noticias relacionadas

Madrid, Castilla-La Mancha o Aragón son sólo algunas de esas regiones que están empezando a eliminar las primeras restricciones horarias, sobre todo en hostelería y ocio nocturno, ahora que España tiene la incidencia acumulada más baja desde el mes de agosto. La idea de las autonomías, según ellas mismas han explicado, es "probar" a ver cómo responde la ciudadanía y, en quince días, seguir tomando decisiones. Empieza la gran desescalada.

Durante la jornada de clausura del II Simposio del Observatorio de la Sanidad, organizado por EL ESPAÑOL e Invertia, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, afirmaba que tras eliminar la hora de cierre del ocio nocturno y los aforos de la hostelería a partir del día 20 de septiembre seguirían tomando decisiones.

Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, en el II Simposio del Observatorio de la Sanidad. Esteban Palazuelos / Jesús Umbría

Se puso un plazo de 15 días, es decir, principios de octubre, para poder avanzar en esta nueva desescalada. Por el momento, las restricciones que quedarían vigentes estarían, mayoritariamente, ligadas a aforos y al uso de la mascarilla. Aunque, para esto último, todavía queda tiempo.

Algo similar es lo que va a ocurrir en Aragón. La consejera de Sanidad, Sira Repollés, anunció esta semana que el horario de cierre del ocio nocturno se ampliaría hasta las 4 a.m por los buenos datos epidemiológicos. Además, habría cambios en los aforos de eventos multitudinarios como bodas, bautizos y comuniones.

El límite de 90 personas que está vigente en esta región será ampliable si se presentan certificados vacunales, de infección pasada y pruebas diagnósticas negativas. A partir de ahora, el límite se ajustará al 50% en el interior, con mesas de 10 personas, y del 100% en el exterior, con mesas de 15.

Castilla-La Mancha ha tomado la misma decisión. En una comparecencia celebrada este mismo viernes, el presidente Emiliano García-Page ha indicado que la liberalización de restricciones en la comunidad se tomará "con la prudencia de saber que hay que mantener algunas medidas y cautelas". De esta forma, ha asegurado que esto no será un "todo vale" y que, igual que se irán dando más libertades, se podrán dar pasos para atrás si la situación epidemiológica empeora.

Mascarillas

¿Y qué pasará con la mascarilla? De momento, se queda. Y "para rato". Ya lo dijeron los expertos en el II Simposio del Observatorio de la Sanidad. La primera razón por la que la mascarilla no va a desaparecer es que "es prácticamente imposible erradicar la Covid-19".

Lo dijo Iñaki Comas, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Instituto de Biomedicina de Valencia (IBV-CSIC). Es precisamente una de las lecciones extraídas del foro celebrado esta semana. Las mascarillas "van para rato" e incluso han llegado para quedarse en contextos específicos, como las epidemias de gripe y los entornos hospitalarios.

Y es que, para llegar a controlar la pandemia, "necesitamos un nivel de inmunidad importante a nivel planetario", indicó por su parte Eduardo López-Collazo, director científico del Instituto de Investigación Hospital Universitario La Paz (IdiPaz).

El ritmo de vacunación en España es de los mejores del mundo. Según las últimas cifras aportadas por el Ministerio de Sanidad, el 75,4% de la población está inmunizada contra la Covid-19. En total son más de 35,7 millones de personas las que han recibido la pauta completa.

El centro de vacunación masiva situado en Ciudad de la Luz (Alicante) hace unos días. GVA Alicante

De hecho, la vacunación en el grupo de edad comprendido entre los 12 y los 19 años ha cogido impulso. Hasta este viernes, son más de 2,5 millones de jóvenes los que ya cuentan con la pauta completa de inmunización, es decir, el 65,8% de este colectivo.

Por su parte, los grupos de 30-39 y 20-29 años también van completando la inmunización. Actualmente, más del 70% de las personas comprendidas entre estas edades han completado la pauta de vacunación.

Los cambios según la IA

Una de las herramientas que las comunidades autónomas pueden tomar como referencia para ir dando más libertades a la población es el documento de Actuaciones de Respuesta Coordinada pactadas entre el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas y cuya última actualización es del mes de junio de 2021.

Este documento no es de obligado cumplimiento (como le hubiera gustado al Ministerio de Sanidad), pero sirve como indicador de acciones de respuesta según la incidencia acumulada, el nivel de saturación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y otros factores.

En dicho documento se explica que el nivel de alerta 1 se da cuando España tenga una IA de entre 50 y cero casos por cada 100.000 habitantes y el nivel de alerta 2 cuando esté entre 50 y 100. Así las cosas, se espera que en el mes de octubre la incidencia esté por debajo de 50 casos por cada 100.000 habitantes.

En ese supuesto, se debe de seguir manteniendo la distancia de seguridad y el uso de mascarillas (acorde a los criterios de la Ley 2/2021 del 29 de marzo) aunque cambian varias restricciones, sobre todo en lo relacionado con aforos.

Prueba PCR. Imagen de archivo. EFE

Según el citado documento con una IA menor de 50 se amplía el número de asistentes de eventos como velatorios, comuniones o bodas. De tal forma que, si el acto se celebra en un espacio cerrado el aforo deberá de ser de hasta cubrir el 50% del recinto, pero si es al aire libre, no habrá límite de asistentes.

También afecta a los bares en los que, en la fase 1, se permite ampliar el aforo del interior hasta el 50% aunque se prohíbe el consumo en barra. El claro ejemplo de que el documento es de recomendaciones y no de obligado cumplimiento es que muchas CCAA, como Castilla-La Mancha, ya se plantean reactivar el consumo en las barras de los bares; pese a tener una IA por encima de 50.

La situación epidemiológica

España ha registrado este viernes la incidencia acumulada más baja desde hace más de un año. Se ha situado en 91 casos por cada 100.000 habitantes, siguiendo la tendencia descendente de los últimos días. Y la más sostenida en el tiempo.

Estas cifras, junto con el buen ritmo de la campaña de vacunación, son un claro indicador de que la quinta ola de la Covid-19 va remitiendo en nuestro país.

Volviendo a las cifras de este viernes, las comunidades autónomas han notificado 3.222 nuevos casos de coronavirus, de los que 1.578 han sido diagnosticados en las últimas 24 horas. En cuanto a los fallecidos, las regiones han registrado 44 más, lo que eleva la cifra global de muertos por Covid-19 en España a 85.783 personas.