Con una proposición de ley registrada en el Congreso de los Diputados, el Partido Popular se acaba de comprometer a culminar el acuerdo de equiparación salarial para policías y guardias civiles olvidado por el Ministerio del Interior

Noticias relacionadas

El PP afirma que terminará con esa desigualdad salarial que continúa existiendo. A día de hoy, una parte del pacto alcanzado en el año 2018 entre sindicatos, asociaciones y el Gobierno del PP todavía no se ha completado, y los agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil continúan percibiendo unos ingresos menores a los de sus homólogos en las autonomías. 

En su proposición, el PP exige la modificación de diversos artículos de la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del año 1986, la cual, a su juicio, es el origen de las desigualdades entre los distintos agentes.

A esa desviación salarial, sostiene el partido liderado por Pablo Casado, habrían contribuido también los diferentes Estatutos autonómicos, generando "disparidades indeseables, contrarias al principio de igualdad" en los cuerpos policiales. 

De esta forma, los populares se comprometen, tal y como queda reflejado en el documento registrado en el Congreso, a que las retribuciones de las distintas policías estatales y autonómicas "sean iguales". Entre las modificaciones que pretenden incluir exigen la unificación de las clasificaciones de los funcionarios en dos grupos: básicos y complementarios. 

En la propuesta legislativa también figura una cláusula crucial: que ninguna administración autonómica pueda incrementar los salarios de los cuerpos policiales por encima del límite anual que se fija en los Presupuestos Generales del Estado. Asimismo, el PP propone que todos los agentes tengan derecho a dos pagas extra cada ejercicio económico.

"Criterios comunes"

Tal y como queda reflejado en la proposición de ley, para el PP resulta de obligado cumplimiento dotar de principios de actuación "idénticos y de criterios estatutarios también comunes" a los Cuerpos que en una misma región desempeñan funciones idénticas. 

El objetivo, por tanto, de la igualdad profesional de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad solo se puede alcanzar si se agrupan en un único texto legal todas las regulaciones que existen a día de hoy. 

El PP se ha reunido con los principales sindicatos y asociaciones de Policía y Guardia Civil para rubricar ese compromiso, y se han involucrado personalmente tanto el líder del partido, Pablo Casado, como la portavoz del Grupo Popular en la Cámara Baja, Cuca Gamarra.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) recuerda que "gracias al acuerdo de equiparación que se firmó en 2018" los agentes de la Policía Nacional gozan de un aumento de 560 euros de media en sus nóminas. Pero también asegura que en los tres años que lleva el PSOE en el Gobierno, la equiparación total se ha paralizado: "Han dejado por ejecutar varias cláusulas".

Desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) agradecen el gesto al PP y explican que con su compromiso "se avanza hacia el cumplimiento íntegro del citado acuerdo y conllevaría, de salir adelante en sede parlamentaria, la equidad de emolumentos salariales entre los distintos cuerpos policiales, autonómicos y estatales".

También Jucil y Jupol, las dos ramas de Jusapol, ven con buenos ojos la propuesta del PP, pero son prudentes en su valoración: "Esta reivindicación histórica de la equiparación salarial la han prometido todos los gobiernos hasta el día de hoy y ninguno la ha cumplido".

"El caso más sangrante -explica un portavoz de Jucil- fue el 3 de marzo de 2020, cuando el Gobierno de coalición, formado por PSOE y Unidas Podemos, tras haber votado a favor de la Iniciativa Legislativa Popular y haberla votado en el Congreso a favor más del 90% de los diputados, se sacó de la manga una Comisión de Interior en la que se desdijo de lo votado y la echaron abajo".