La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha destituido de su cargo al cónsul general de España en Jerusalén, Ignacio García-Valdecasas, han confirmado fuentes del Ministerio este martes.

Noticias relacionadas

La destitución coincide con el agravamiento de las tensiones entre israelíes y palestinos desde hace tres semanas y que culminaron este lunes con la entrada de la policía israelí en la Explanada de las Mezquitas, un enfrentamiento que dejó más de 300 heridos.

Exteriores ha confirmado la destitución y ha explicado que el consulado general de Jerusalén "es un puesto de libre designación y como tal quien lo ocupa ha de mantener la idoneidad en todo momento, condición que en este caso ha dejado de cumplirse".

Además ha apuntado que el consulado general sigue "plenamente operativo", ya que cuenta con dos cónsules adjuntas.

Según la web The Diplomat, que avanzó la noticia, la decisión de la ministra se debería a la "pérdida de confianza" en el diplomático después de que una investigación interna diera por buenas las acusaciones de malos tratos formuladas contra García-Valdecasas por algunos de sus subordinados en el consulado, acusaciones que el cónsul ha rechazado.

García-Valdecasas llevaba en el puesto desde el verano de 2019, y le quedan poco más de dos años para llegar a los 70 años, la edad de jubilación.

El Consulado General en Jerusalén, situado en la parte Este de la ciudad, está considerado como una especie de “embajada oficiosa” ante Palestina.

El consulado está siguiendo muy de cerca el juicio contra la trabajadora humanitaria española Juana Ruiz Sánchez, detenida desde hace casi un mes y acusada de "pertenencia a una organización ilegal".

Juana Ruiz es coordinadora de proyectos en la ONG palestina Comités de Trabajo para la Salud, a la que Israel acusa de desviar fondos europeos a la actividad del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), considerado grupo terrorista por Israel, Estados Unidos y la Unión Europea.

Este lunes, la cooperante española afrontó una nueva vista ante un juez militar, en la que estuvo presente el cónsul ahora cesado, ha detallado The Diplomat