La Policía Nacional acaba de detener al joven que pateó a un subinspector de las Unidades de Intervención Policial (UIP) durante los disturbios acaecidos el pasado miércoles durante el mitin de Vox en la Plaza Roja de Vallecas. Según ha podido conocer EL ESPAÑOL a través de fuentes próximas a la investigación, se trataría de un joven español, de 21 años, sin antecedentes policiales.

Noticias relacionadas

Se trata del individuo ataviado con un abrigo de capucha azul y un chándal, con la cabeza rapada por los laterales. En la imagen de la agresión se advierte cómo el detenido propina una patada al agente, que previamente recibió una zancadilla por parte de otro de los manifestantes. Acabó perdiendo el casco de protección y precipitándose al suelo, donde fue nuevamente golpeado. 

Las indagaciones han corrido a cargo de la  Brigada de Información de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Desde la misma tarde de los disturbios que se sucedieron durante el acto político, los agentes investigaban para encontrar las caras de todas aquellas personas que protagonizaron los ataques.

Piedras, adoquines y demás objetos sirvieron como arma arrojadiza a partir de la primera de las cargas para los manifestantes que se enfrentaron a los agentes y que fueron también lanzadas contra quienes acudieron a escuchar a la formación de Santiago Abascal. 

Se analizaron cámaras, los vídeos de lo que ocurrió esa tarde y se han cruzado datos para lograr dar con las personas implicadas, entre ellas este joven ya arrestado.

Este sería el quinto detenido por la Policía Nacional tras los acontecimientos de esa tarde de la semana pasada. Los otros cuatro, esposados aquella misma jornada, eran tres hombres y una mujer. Tres de ellos, dos de los chicos y la chica implicada, eran menores de edad. Las investigaciones continúan abiertas.

Tras largos instantes siendo golpeado en el suelo, el policía acabó en el hospital. Las protecciones corporales reglamentarias con las que iba pertrechado, tal y como afirma al inicio una de las fuentes consultadas, propiciaron que no sufriera más que diversas contusiones y que la cosa no pasara a mayores.

Una vez las unidades regresaron a comisaría, se levantaron 25 partes de lesión a otros tantos efectivos policiales aquejados de diversas secuelas tras las acometidas de quienes emprendieron la batalla campal en el acto de inicio de la campaña de las elecciones autonómicas. 

34 heridos

El balance final de la algarada, fue de 34 heridos, 21 de ellos policías, según los Servicios de Emergencia del Ayuntamiento de Madrid. Algunos, como Ángel López, diputado de Vox por Guadalajara, tuvieron que ser trasladados al hospital.

Nueve de esas personas acabaron allí para ser sometidos a controles radiológicos. A los otros 14 les atendieron en el lugar de los hechos los servicios del Samur y de Protección Civil. Tres de ellos terminaron en urgencias por la gravedad de las lesiones producto de los enfrentamientos. Uno de todos ellos fue el subinspector en cuestión.