Todas las esperanzas del Partido Popular están depositadas en el 4 de mayo. La presentación oficial de los 136 miembros que forman la candidatura de Isabel Díaz Ayuso ha sido un auténtico chute de optimismo para el presidente nacional, que ha reconocido que "su victoria arrolladora será clave para que yo sea presidente del Gobierno". 

Noticias relacionadas

Pablo Casado clausuró el acto en el que tiró de hemeroteca para subrayar la llegada de Alberto Ruiz-Gallardón en 1995 a la Comunidad de Madrid "fue fundamental" para que José María Aznar llegara a la Moncloa un año después, "igual que la victoria de Feijóo sirvió después para la victoria de Mariano Rajoy".

La reunificación del bloque de centroderecha en torno al Partido Popular pasará el primer corte el 4 de mayo. El líder del PP pidió abiertamente el voto para su candidata, y así se pueda formar "un gobierno con las manos libres" que no dependa de otros partidos: "Si tan bien lo ha hecho en los peores momentos, imaginaos cómo lo haría aplicando el programa electoral sin estar parando las ruedas cada vez que otro partido pide algo". 

Ni Vox ni Cs

No hubo mención expresa ni a Vox ni a Ciudadanos, sus posibles socios de investidura o de Gobierno si no se alcanza la mayoría absoluta. Todas las acusaciones se vertieron contra la gestión del Ejecutivo central: "Los que recetaron un estado de alarma a la carta, discriminatorio contra los madrileños, fue el Gobierno de Pedro Sánchez", señaló Casado. 

Flanqueada por su equipo de Gobierno, una Isabel Díaz Ayuso exultante aseguró que la Comunidad de Madrid tiene el 4-M "el reto más importante de toda su historia". La candidata repasó la trayectoria de muchos de los compañeros que le acompañan en la lista y también elogió la valentía de Toni Cantó, que se incorpora como número cinco de independiente.

"Es un hombre que defiende con pasión sus ideas y no duda en dar la batalla contra los enemigos de la libertad. Es una de las personas que vino de Cs, pero no será la única", deslizó, dejando la puerta abierta a otros miembros desencantados con el proyecto de Inés Arrimadas.

Ayuso cerró su intervención subrayando los puntos clave del lema que alimenta su campaña electoral y que dispara la 'ayusomanía', el fenómeno creado en torno a la figura de la presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid: "A Madrid se viene a ser libres. Los madrileños están orgullosos de vivir a la madrileña"

Los teloneros del acto fueron el presidente del PP de Madrid, Pío García Escudero, y la portavoz del partido en Galapagar, Carla Greciano. Los dos hablaron de que "nosotros no queríamos elecciones, fue fruto de la irresponsabilidad de Sánchez y Arrimadas". 

Galapagar

La portavoz del PP en el municipio donde vive Pablo Iglesias, el rival a batir el 4-M, compartió el sentir de sus vecinos: "Estamos hartos de que nuestro pueblo solo salga por algunos ilustres vecinos y no porque somos el pueblo de José Tomás o Jacinto Benavente". 

En el acto también hubo espacio para el alcalde de Madrid, que cierra simbólicamente la lista de Ayuso y adelantó que la "amplísima mayoría" que obtendrá será el "trampolín" para que Pablo Casado llegue a la Moncloa en las próximas generales. "Hoy quedan 34 días para que Ayuso y el PP ganen las elecciones en Madrid. Quedan 34 días para poner fecha de caducidad a Pedro Sánchez en el Palacio de la Moncloa".