El 6,4% de los españoles reconocen haber recurrido a ayuda psicológica desde el inicio de la pandemia del coronavirus, según recoge en su última encuesta el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Para su elaboración, el organismo ha realizado 3.083 entrevistas, en las que se aborda la salud mental de los ciudadanos durante la Covid-19.

Noticias relacionadas

La encuesta deja entrever que, pese a que el coronavirus ha supuesto un impacto psicológico en la población, apenas 1 de cada 10 españoles ha recurrido a ayuda profesional para tratarla.

En un contexto en el que 1 de cada 3 encuestados reconoce haber llorado a causa de la situación provocada por el Covid, son los menos los que han ido al psicólogo.

Las patologías que han llevado a este 6,7% de la población a recurrir a la ayuda de un profesional sanitario han sido depresiones y problemas de ansiedad, en un 35,5% y 43,7%, respectivamente.

El número de personas que han acudido a esta ayuda profesional, se asemeja al porcentaje de aquellas a las que les ha sido prescrito algún psicofármaco: un 5,4% de los encuestados.

De este casi 6%, a la mayoría les han recomendado tomar ansiolíticos, como valium o lexatín (un 58%), antidepresivos (41,3%) y reguladores del sueño (21,2%).

Miedo a morir

Por otro lado, la encuesta también refleja que el 23,4% de los españoles ha sentido "mucho o bastante miedo" a fallecer por coronavirus. Una cifra que ha caído a la mitad desde el mes de noviembre cuando el dato era del 58,4 por ciento.

La encuesta sobre salud mental en pandemia -realizada entre el 19 y el 25 de febrero-, añade que el 68,6% de los españoles sintió "mucho o bastante miedo" ante la posibilidad de muerte de un familiar o ser querido.

En lo que incumbe a la conocida como "fatiga pandémica", el sondeo desvela que un 51,9% está "cansado o con pocas energías", el 41,9% ha tenido problemas de sueño, y el 38,7% asegura sufrir dolores de cabeza.

Los menores de edad (que no pueden responder a la encuesta, pero lo hacen sus familiares cercanos) muestran también síntomas de cansancio. Hasta un 72,7% de los encuestados dice que sus hijos o nietos han sufrido "cambios de humor" y un 30,4% modificaciones en el sueño.