"El ejército en las calles de Madrid. No nos dejemos amedrentar por esta manionbra (sic.) de propaganda del Gobierno. ¡No tengamos miedo a salir pacíficamente a las calles para defender nuestros derechos!". En la mañana de este lunes, muchos madrileños han podido advertir cómo una importante hilera de carros de combate patrullaba por las amplias avenidas de la ciudad. Se pudo constatar que los efectivos de las Fuerzas Armadas cruzaban a toda prisa la zona del paseo del Prado, junto a la Estación de Atocha. Otros se encontraron con los vehículos blindados en Colón.

Noticias relacionadas

También más arriba, los vieron atravesar el Paseo de Recoletos. El desconocimiento se convirtió en curiosidad, la curiosidad en inquietud, la inquietud devino en conspiranoia, y la conspiranoia en tuit. En muchos tuits, para ser más exactos. A veces, este proceso les deja a ciertos individuos la cabeza a punto de estallar.

Ahí fue cuando múltiples usuarios ya iniciaron la propagación de toda clase de rocambolescas suposiciones. Las teorías locas, una tras otra, han sido vertidas en las redes sociales a lo largo de toda la jornada. Hubo quien dedujo de ese despliegue una nueva maniobra "del gobierno criminal para apesebrar a la gente". "Esto huele feo", apuntaban otros. La realidad, en este caso, ha resultado ser mucho más prosaica de lo que algunos podían suponer.

Quienes circulaban en las últimas horas por la ciudad eran los integrantes de la BRIPAC, la Brigada Paracaidista del Ejército de Tierra. Y no lo hacían en cumplimiento de ninguna misión del Ministerio de Defensa, sino en pleno rodaje de 'Fortuna', la nueva serie de Alejandro Amenábar.

Según ha podido saber EL ESPAÑOL a través de fuentes militares, los soldados comenzaron a moverse esta pasada madrugada para participar y colaborar en las escenas que están siendo grabadas en la capital aprovechando la jornada festiva. Los gastos de combustible y el alquiler de la participación de los efectivos en el rodaje corren a cargo de la productora. 

Amenábar dispone a lo largo de estas jornadas de los soldados de esa brigada de las Fuerzas Armadas. Al parecer, otras unidades del Ejército del Aire y la Armada Española han participado en el rodaje en otras ciudades de la geografía española. 

Las escenas cuyas tomas han sido realizadas en la ciudad cuentan con el visto bueno y con todos los permisos tanto del ayuntamiento como del ministerio del Interior, puesto que colaboran también efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional. 

La serie

La serie está inspirada en la novela gráfica "El tesoro del Cisne Negro" de Paco Roca y Guillermo Corral, cuenta la historia de Álex Ventura, un joven e inexperto diplomático que se ve convertido, sin proponérselo, en el líder de una misión que pondrá a prueba todas sus convicciones: recuperar el tesoro submarino robado por Frank Wild, un aventurero que recorre el mundo saqueando el patrimonio común de las profundidades del mar.

El rodaje está teniendo lugar en localizaciones de la Comunidad de Madrid, Cádiz, Zaragoza, Galicia, Euskadi y se completará en 2021 en escenarios norteamericanos.

Ante este nuevo griterío, así como ante las nuevas acusaciones hacia el Gobierno, los soldados de las Fuerzas Armadas se han mostrado nuevamente estupefactos, y han querido mandar un mensaje de tranquilidad a la población. 

Hubo también quien señaló las movilizaciones de vehículos militares en el centro de la ciudad a lo largo de alguna de las últimas noches. No era, ni más ni menos, que otro destacamento de efectivos del Ejército de Tierra regresando de colaborar - "ya lo hicimos en las dos temporadas anteriores", afirman fuentes militares- en el rodaje de la última temporada de La Casa de Papel. Ambas producciones han coincidido en rodar en la capital en estos días de puente.

Ante tan graves acontecimientos, tampoco han querido ser menos los organizadores de las caceroladas de Núñez de Balboa. Los miembros de la plataforma Paseamos Juntos Por España, al ver las imágenes de los vehículos blindados del Ejército de Tierra han querido aportar su grano de arena en la vorágine opinativa tuitera y han extendido la voz de alarma ante la, a su juicio, escalada bélica del gobierno 'socialcomunista'.

"¿Dos días con blindados del Ejército transitando por el centro de Madrid en un mismo puente, con un estado de excepción enmascarando en estado de alarma, y tenemos que creernos que no está pasando nada?", denunciaron. 

Y tanto que estaba pasando. Ni más ni menos que el rodaje de una esperada producción de uno de los directores más laureados y respetados del panorama nacional.