Emilio Bouza ha presentado su dimisión como portavoz oficial del grupo Covid, el "espacio de cooperación" que crearon el Gobierno central y la Comunidad de Madrid el lunes en la reunión que mantuvieron el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. 

Noticias relacionadas

Este doctor y catedrático, fundador de la Sociedad Española de Microbiología Clínica, fue nombrado el jueves portavoz por consenso entre el ministrio de Sanidad, Salvador Illa, y el consejero madrileño, Enrique Ruiz-Escudero. Lo querían convertir en una especie de "Fernando Simón madrileño", pero ha presentado su dimisión apenas 48 horas después.

Fuentes de la consejería de Sanidad confirman a EL ESPAÑOL la salida de este doctor jubilado que aceptó el cargo para "transmitir tranquilidad a los ciudadanos". En su carta de despedida, Bouza reconoce que se ha visto obligado a renunciar tras ver "las dos ruedas de prensa simultáneas" que ofrecieron a la vez el ministro Illa y el viceconsejero Antonio Zapatero. "Seguiré trabajando en favor de los ciudadanos de Madrid y de España, con la mejor de las voluntades. Estoy al servicio de la salud, pero he podido comprender que ese no es mi puesto en las actuales circunstancias".

El ya dimitido portavoz del grupo Covid solo ha participado en una única reunión de grupo, la que mantuvieron el jueves los ministros Illa, la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias y los consejeros Ignacio Aguado y Enrique Ruiz-Escudero. En ella se hizo su presentación oficial, según fuentes presentes en la cita. 

En conversación con EL ESPAÑOL, Bouza guarda un escrupuloso silencio y emplaza a este diario a que "sea la Comunidad la que dé la información pertinente" sobre esta decisión que ha tomado de manera irrevocable. En la carta de despedida, Bouza recuerda la sorpresa "mayúscula" que se llevó cuando el miércoles recibió una convocatoria para acudir al despacho del ministro de Sanidad. "La sorpresa fue mayor al conocer el motivo de la llamada". 

Este médico recuerda que los políticos afirmaron su "voluntad de concordia política" y su "impulso para trabajar unidos" para buscar una solución al problema. "Me pidieron actuar como técnico y científico en el consejo creado por ambos gobiernos y hacer de portavoz". Bouza reconoce que creyó en lo "que se prometía" y aceptó la demanda como "una obligación" y como "un deber" para "mi comunidad y mi nación". 

Perfil

Bouza fue elegido portavoz de consenso por su perfil alejado de la política. Ha sido jefe del servicio de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas del Hospital General Universitario Gregorio Marañón y Catedrático de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense hasta que se jubiló en septiembre de 2017. Entonces, fue nombrado profesor emérito por el rectorado de la Universidad Complutense y Emérito Asistencial por el Gobierno de la Comunidad de Madrid.