Que a Fernando Simón, el epidemiólogo y director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, la cara y la voz de la pandemia del coronavirus en nuestro país, le gustan los deportes de riesgo es algo que no debería sorprender a nadie. Simón escala, hace surf -en Portugal-, vela. De todo.

Noticias relacionadas

Lo que sí ha llamado poderosamente la atención es que Fernando Simón haya aceptado la oferta de una cadena de televisión y se haya marchado durante estos días, en plena segunda oleada y con unos datos cada vez más alarmantes, a participar en un programa, de la mano de Jesús Calleja, a Mallorca. El plan: subir en globo aerostático y recorrer el litoral.

Simón y Calleja han estado grabando, concretamente, en la zona de Cala Millor, en Son Servera, al este de la isla mallorquina. Allí, tal y como recoge Diario de Mallorca, el epidemiólogo ha causado sensación entre los vecinos, que no le esperaban ni por asomo.

Un "merecido descanso" televisivo

Donde sí habría sido natural verle, en la rueda de prensa del Ministerio de Sanidad, se concedió una pequeña explicación: Simón se encuentra de "merecido descanso", en palabras de Silvia Calzón, secretaria de Estado de Sanidad, su sustituta ante las cámaras. Y la situación cada vez es más grave en nuestro país, a tenor de las cifras que el propio Ministerio facilita.

En ese momento, en la tarde de este lunes, aún se desconocía el destino de Simón. Mucho menos que hubiera dicho sí a una oferta televisiva.

Lo cierto es que tanto el equipo de producción como el propio Simón han querido ser discretos en esta aventura. Según el citado periódico, el epidemiólogo aterrizó en Mallorca el pasado sábado. No ha querido hacerse fotos con los vecinos. Tampoco la productora, que únicamente alegó que se estaba produciendo una "grabación" este lunes y que se emitiría dentro de bastante tiempo.

Vela, escalada... y surf

No es la primera vez que Simón hace gala de su espíritu deportista. Durante la primera parte de sus vacaciones estivales ya fue captado haciendo surf en Portugal. Quiso pasar desapercibido y por eso se fue al país vecino, concretamente al arenal portugués de Carrapateira, cerca de Alentejo.

La zona es conocida como Rota Vicentina y no es una playa concurrida. Entonces ya se le escuchó comentar que no esperaba encontrarse a gente conocida.