Extremadura afronta "un final de agosto muy complicado", con dos incendios forestales actualmente activos y declarados con nivel 2 de peligrosidad por su cercanía a viviendas aisladas.

Noticias relacionadas

Así lo ha manifestado la consejera de Agricultura y Territorio, Begoña García, que ha dicho que sendos focos, uno en la comarca de Las Hurdes y otro entre las comarcas del Valle del Jerte y La Vera, ponen fin a un agosto que había sido "medianamente tranquilo, a pesar de algunos sustos importantes".

El incendio forestal de Cabezuela del Valle, en la comarca cacereña del Valle del Jerte, continúa activo y mantiene el nivel 2 de peligrosidad por su cercanía a viviendas aisladas, con alrededor de 220 efectivos trabajando para su control con el apoyo de más de una veintena de medio aéreos.

El fuego afecta a los términos municipales de Garganta la Olla, Jerte y Aldeanueva de la Vera. El regidor de esta última localidad, Javier García Bejar, ha tildado de "lamentable" este fuego, de origen intencionado, que genera "mucho dolor y pena".

"Da mucho dolor y mucha pena" lo que está ocurriendo, ha dicho. El incendio afecta a parajes naturales de mucho valor medioambiental. En su opinión, "ya habrá tiempo para evaluar las pérdidas, pues ahora todos los esfuerzos deben centrarse en controlar las llamas. 

En declaraciones a Efe, un vecino de esta localidad ha relatado que la noche ha estado marcada por "la incertidumbre". "Me he levantado tres o cuatro veces de la cama por el fuerte olor a humo", ha explicado Ángel.

Desde el pueblo, de unos 2.100 habitantes, "he visto llegar a muchas brigadas de bomberos y agentes forestales, y a la UME", algo que reflejaba que "esto iba a ser una catástrofe". "Se han quemado muchas hectáreas" e incluso a algún vecino ganadero "se le ha quemado el ganado", ha agregado.

Las Hurdes

Por otra parte, un centenar de efectivos terrestres y cuatro medios aéreos participan en las labores de control del incendio forestal declarado en la pedanía de Aldehuela, en la comarca cacereña de Las Hurdes, de la que han sido desalojadas alrededor de 120 personas residentes en viviendas aisladas de las pedanías cercanas de Horcajo y Avellanar.

Para dar respuesta de realojo a los vecinos y de descanso a los efectivos terrestres, tanto del Plan de Lucha contra los Incendios Forestales de Extremadura (INFOEX) como de la Unidad Militar de Emergencias, la Junta de Extremadura, en colaboración con la Cruz Roja y los ayuntamientos, ha acondicionado pabellones deportivos y residencias en Jaraíz de la Vera, Jarandilla de la Vera, Cuacos de Yuste, Caminomorisco, Navalmoral de la Mata y Moraleja.