El Ministerio de Sanidad ha notificado 968 nuevos contagios en las últimas 24 horas, frente a los 1.554 reportados el viernes, aunque faltan los datos de Cataluña, Madrid y Navarra por problemas técnicos, con lo que la cifra total de infectados se eleva a 297.054 y la de muertos a 28.472. De ellos, 26 han muerto en los últimos 7 días.

Noticias relacionadas

El pasado viernes, último día en que se facilitaron datos sobre la evolución de la pandemia, Sanidad reportó un total de 288.522 contagios, con lo que este lunes la cifra ha aumentado en 8.532 casos.

El director del Centro de coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha advertido de que el número acumulado de positivos desde el viernes es mayor, debido a los problemas de carga por "cuestiones técnicas" en Cataluña, Madrid y Navarra.

"Error técnico"

Aunque "se han solucionado, no hemos podido incluir la información en los informes", ha puntualizado Simón, por lo que, ha dicho, "los datos de hoy hay que valorarlos con mucho cuidado", a causa de ese "error técnico" que ha impedido la inclusión del cómputo de las citadas autonomías.

"Dada la falta de información de estas CCAA, probablemente el número de positivos subirá de una manera importante", ha avisado.

Madrid había registrado el pasado viernes 372 nuevos contagios en 24 horas (hasta un total de 76.145), mientras que Cataluña contabilizó 64 (hasta 79.324) y Navarra 48 (con un total de 6.666).

560 brotes

Asimismo, Simón ha señalado que el Ministerio de Sanidad tiene registrados en estos momentos un total de 560 brotes activos de Covid-19 en varios puntos de España, 77 más que el pasado jueves.

En rueda de prensa este lunes, el epidemiólogo ha informado de que, pese a que el mayor número de brotes está ligado al ámbito familiar y social a través de reuniones, hay más casos de brotes que se producen por el ocio nocturno.

Como buenas noticias, ha apuntado que los brotes en el ámbito laboral, sobre todo de temporeros, "han disminuido sustancialmente y el número de casos asociados también en la última semana o diez días", algo que ha achacado "en parte importante por las medidas tomadas por las CCAA". Sin embargo, ha advertido de que "en algunas residencias se está teniendo algún brote mayor de lo deseado", pero "la mayor parte" en trabajadores.

Aragón y Cataluña

Pese a la crecida en los brotes, Simón ha valorado con cautela la situación: "No estamos en una situación grave pero se ha producido un incremento en las últimas semanas". "En Cataluña y Aragón poco a poco se va estabilizando el problema, incluso descenso en Lleida. El área metropolitana de Barcelona también está progresivamente estabilizándose. En la mayor parte de Aragón también hay efecto favorable de las medidas, pero en Zaragoza todavía hay transmisión importante, no se ha estabilizado", ha comentado.

El portavoz sanitario ha lamentado que "hay bastantes provincias en fase ascendente", doce en concreto, pero ha puntualizado que "todo el resto está en fase de estabilidad o descendiendo".

Simón ha insistido en que, pese a que los brotes pudieran llegar a controlarse, España no está cerca de una situación como la de marzo y abril: "No estamos en una situación especialmente grave, ni comparable con la de hace unos meses, pero sí hay un incremento progresivo en varias CCAA que tenemos que seguir con muchísima intención".

En este sentido, ha tranquilizado que el número de asintomáticos dentro de los positivos sigue siendo "muy alto", por encima del 60 por ciento, y que la mortalidad se sitúa en torno al 0,4-0,6 por ciento, según un análisis de los quince días previos. Sin embargo, ha aumentado el número de casos positivos que se detectan con las PCR. "Estamos muy seguros de que estamos detectando muchísimo más que hace unos meses", ha apuntado.