La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha denunciado que la extrema derecha y ciertos sectores de la derecha llevan semanas "alentando un clima de crispación y odio", que ha llevado a varios grupos de personas a protestar frente a su vivienda en Galapagar de manera reiterada. "Yo vengo llorada de casa. Lo cierto es que más allá de la polémica de los escraches, esta es una práctica que se va a generalizar", ha señalado.

Noticias relacionadas

Montero ha explicado que "todos los días" hay personas de "extrema derecha" frente a la vivienda que comparte con su pareja, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y sus hijos. "También van a la del ministro José Luis Ábalos. Esto parece que se va a generalizar", ha opinado, para remarcar que "esto ocurrirá con todos los dirigentes políticos", entre los que ha citado a la presidente de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, o los líderes de PP y Vox, Pablo Casado y Santiago Abascal. 

"Mucha gente ha percibido que los dirigentes de derecha y extrema derecha han alentado escraches en nuestras casas", ha proseguido Montero, que ha afirmado que "si alguien cree que venir a mi casa le es útil... qué le voy a hacer". 

"La protesta es legítima"

Sobre las caceroladas en varios puntos de Madrid y otras ciudades españolas, la ministra de Igualdad ha señalado que "la protesta es legítima" pero que "no hay que olvidar que, aunque estemos en fase de desescalada, el virus sigue existiendo y sigue habiendo riesgo de contagio". "La ciudadanía no entiende que las protestas incumplan las medidas de seguridad, que nos pone en riesgo a todos, después de todo el esfuerzo hecho", ha añadido. 

Insistiendo en la idea de que el derecho de manifestación "es un derecho esencial", ha pedido priorizar el interés general al particular. Aún así, ha tachado de "razonable" que "la extrema derecha salga a las calles" al igual que los que salen a defender a la Sanidad pública". "Los ciudadanos tienen derecho sus opiniones siempre cumpliendo con el estado de alarma", ha remarcado.

Información sobre el coronavirus: