El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, mantiene su apuesta de unos nuevos Pactos de la Moncloa "que se fundamenten en lo que nos une a todos independientemente del carné que llevemos en el bolsillo, que es la defensa de lo público". "Debemos aspirar a parecernos un poco a nuestro pueblo, que está dando una enorme lección de dignidad. Tenemos que traducir unos consensos que ya existen en la sociedad en un gran acuerdo para la reconstrucción", ha sostenido este viernes en 'Los Desayunos de TVE'.

Noticias relacionadas

El asunto que más ocupa a Iglesias en estos momentos es la renta mínima vital "para asegurar la dignidad y una mínima capacidad de consumo a familias que ya están en una situación desesperada y que no pueden quedarse atrás". Eso sí, ha admitido que hay un "problema en el diseño" a la hora de "armonizar los distintos sistemas de prestación en un estado autonómico como el nuestro", que podría retrasar "varios meses" la presentación. Por ello, aboga por "un modelo -de renta mínima- puente para ya".

El líder de Podemos se compromete a dialogar "con todo el mundo" para que salga adelante una medida que, asegura, apoyan "por justicia social y eficiencia económica" dirigentes como el exministro Luis de Guindos o el exdirigente de Ciudadanos Toni Roldán.  Además, ha revelado que pudo hablar este jueves con el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, tras las críticas de esta organización por no haber sido consultados sobre la renta. "Tenemos una relación personal buena. Comparte que no se debe dejar a nadie desasistido", ha detallado Iglesias sobre esa conversación.

No caer en la "crispación"

Preguntado por los errores que haya podido cometer el Gobierno en la gestión de esta crisis del coronavirus, Iglesias ha afirmado que han de ser "extremadamente humildes", pero ha repartido la responsabilidad: "Ni nosotros ni otros gobiernos estábamos preparados para una pandemia como esta". Para evitar que vuelva a ocurrir, ha defendido, habrá que reforzar a la sanidad pública para que sea "más fuerte" y no haya "precariedad".

En relación con la llamada 'desescalada' o camino hacia la normalidad superado el pico de contagios del Covid-19, ha llamado a ser "extremadamente prudentes" y atender "siempre al criterio de las autoridades científicas" por el elevado riesgo de que un paso en falso signifique un rebrote. La prioridad, ha subrayado, es "salvar vidas", y sobre eso estarán proyectadas las directrices de seguridad para los trabajadores que el lunes se reincorporen a sus puestos.

En una breve alusión al pleno de este Jueves Santo en el Congreso de los Diputados para ratificar la prórroga del estado de alarma, Iglesias se ha limitado a decir que los españoles "se merecen un gobierno que no caiga en la crispación".