El ciudadano español sólo podrá salir de casa para ir a trabajar, comprar comida o debido a razones médicas. El país entra en cuarentena. El estado de alarma declarado por el Gobierno ya ha cristalizado en medidas concretas.

Noticias relacionadas

Las restricciones a la circulación tienen un impacto directo en la vida del ciudadano, como nunca antes en democracia. La "pandemia internacional", relata el borrador del decreto al que ha tenido acceso este periódico, ha obligado la aplicación "inmediata y eficaz" de estos mecanismos. Estas prohibiciones afectan a todo el territorio nacional y tendrán una duración de -en principio- quince días. Entrarán en vigor a las ocho de la mañana de este lunes.

El cumplimiento de esta nueva cotidianidad será asegurado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, las policías autonómicas y las corporaciones locales, que ya dependen directamente del Ministerio de Interior. "Los agentes de la autoridad podrán practicar las comprobaciones en las personas, bienes, vehículos y locales que sean necesarias", aduce el texto recién acuñado por Moncloa.

La libertad de circulación en las vías públicas, especifica el decreto, se limita a estas "actividades":

- Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.

- Asistencia a centros sanitarios.

- Desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial.

- Retorno al lugar de residencia habitual.

- Asistencia y cuidado de mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o especialmente vulnerables.

- Desplazamiento a entidades financieras.

- Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

Estos son los únicos supuestos que, desde este sábado, permiten al ciudadano la circulación por pueblos y ciudades. Además, como es lógico, el "uso de vehículos" se circunscribe a las condiciones mencionadas anteriormente. El Ministerio de Interior también podrá "acordar el cierre de carreteras y tramos por razones de salud pública, seguridad o fluidez del tráfico".

Tal y como ya había quedado especificado en las comparecencias anteriores de Pedro Sánchez, todos los empleadores públicos y privados "están obligados a facilitar medidas que permitan la prestación laboral no presencial".

Los papeles que desarrollan el estado de alarma recién aplicado también incluyen un anexo que recopila todos los locales que deberán estar cerrados. Como puede observarse, la caída de la persiana es absolutamente transversal. Afecta a la cultura, el deporte, el ocio, el juego, la hostelería...

- Café-espectáculo.
- Circos.
- Locales de exhibiciones.
- Salas de fiestas.
- Discotecas y salas de baile.
- Restaurantes.
- Bares y bares de copas.
- Tabernas y bodegas.
- Cafeterías.
- Auditorios.
- Cines.
- Plazas, recintos e instalaciones taurinas.
- Pabellones de congresos.
- Salas de conciertos.
- Salas de conferencias.
- Salas de exposciones.
- Salas multiuso.
- Teatros.
- Campos de fútbol, rugby, béisbol y asimilables.
- Campos de baloncesto, balonmano, balonvolea y asimilables.
- Campos de tiro al plato, de pichón y asimilables.
- Galerías de tiro.
- Pistas de tenis.
- Pistas de patinaje, hockey sobre hielo, sobre patines y asimilables.
- Piscinas.
- Locales de boxeo, lucha y judo.
- Circuitos permanentes de motocicletas, automóviles y asimilables.
- Velódromos.
- Hipódromos, canódromos y asimilables.
- Frontones, trinquetes, pistas de squash y asimilables.
- Polideportivos.
- Boleras y asimilables.
- Salones de billar y asimilables.
- Gimnasios.
- Pistas de atletismo.
- Casinos.
- Casas de apuestas.
- Salones de juego.
- Rifas y tómbolas.
- Parques de atracciones, ferias y asimilables.
- Parques acuáticos.
- Casetas de feria.
- Parques zoológicos.
- Parques recreativos infantiles.