La Fiscalía de Barcelona pide una pena de 18 años de prisión para Manuel Murillo, el tirador que amenazó a través de un grupo de WhatsApp con atentar contra Pedro Sánchez. Este vecino de Terrassa (Cataluña) fue detenido en septiembre de 2018 y se le incautó un potente arsenal de armas en su domicilio.

Noticias relacionadas

Según el escrito de la Fiscalía al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, a Manuel Murillo se le acusa de un delito de homicidio en grado de proposición, así como de otros delitos relacionados con la tenencia ilegal de armamento: armas y municiones de guerra, armas prohibidas, municiones no autorizadas y tenencia de explosivos.

Manuel Murillo fue detenido después de que una miembro del grupo de WhatsApp en el que se vertían las amenazas denunciase los hechos ante los Mossos d'Esquadra. En dicho grupo participaba una cantidad indeterminada de gente y muchos de ellos no se conocía personalmente.

Según las investigaciones, Manuel Murillo vertió las amenazas en respuesta a la exhumación de Franco del Valle de los Caídos: "Si es preciso me voy a ir armado y me sentaré en la tumba de Franco y si se acercan disparo", afirmó el detenido a través de esta red de mensajería instantánea.

Si tocan a Franco sugiero que empiece la guerra otra vez por nuestro honor, patriotas no podemos consentir. Y esta vez no dejaremos ni uno".

Sobre Pedro Sánchez llegó a afirmar: "Ojalá lo tenga algún día en el punto de mira". También: "Nos hemos de mojar y actuar. Yo estoy dispuesto. Mi mayor ilusión es meter al traidor de Sánchez debajo de la lápida de Sánchez". También pidió "ayuda y colaboración" para sus planes.

Manuel Murillo fue detenido el 19 de septiembre de 2018 cuando viajaba a bordo de su vehículo Seat León. En ese momento se le intervinieron una pistola, una carabina y un puñal, así como útiles diversos para la práctica de tiro.

Los agentes se incautaron en su casa de un lanzadardos casero, tres revólveres, una escopeta, un fusil de asalto, una ballesta artesanal, un artefacto explosivo improvisado, así como ingente cantidad de munición, un silenciador, visores telescópicos y herramientas para la manipulación de cartuchos.