Policías nacionales se han querellado contra el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por lo que consideran un reparto injusto de las condecoraciones a los agentes desplegados en Cataluña en los disturbios tras la sentencia del procés. Creen que se ha cometido "prevaricación" al "discriminar" a parte de los policías que también formaron parte del operativo.

Noticias relacionadas

El impulsor de estas medidas judiciales ha sido el Sindicato Unificado de Policía (SUP). A través de su gabinete jurídico ha interpuesto una querella ante la Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo "por un posible delito de prevaricación" del titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

La elección de esta sala no es casual. Según el sindicato, ha sido necesario presentar la querella en el Tribunal Supremo "dada la condición de aforado del ministro del Interior": "Reclamamos la investigación de un posible delito de tramitación de los reconocimientos profesionales por la Operación Ícaro [nombre con el que se conoce el despliegue policial en Cataluña tras la sentencia del procés]".

El 27 de enero se publicó el listado de 322 medallas concedidas a los policías nacionales en reconocimiento al trabajo que desempeñaron en el mantenimiento del orden público. 

"Esa decisión, que era necesaria y que reconoce el riesgo asumido durante aquellos días en los que grupos organizados desplegaron en las calles de Barcelona tácticas de guerrilla terrorista contra los policías, ha supuesto discriminar a otros muchos funcionarios que participaron en el mismo despliegue y con responsabilidades y riesgos idénticos a los de quienes sí han recibido una medalla por aquel excelente trabajo", considera el SUP.

El sindicato apunta a que mediante la interposición de la querella se tendrá que analizar la documentación de los expedientes de la Dirección General de la Policía. También que se investiguen las actuaciones por las que se aprobó este reparto de medallas para determinar "si se incurrió en alguna conducta tipificada en el Código Penal".

Asimismo, el SUP solicita que se reforme la Ley de concesión de condecoraciones para acabar con "discriminaciones" en el reparto de medallas: "Así se lo estamos haciendo llegar a los grupos parlamentarios del Congreso y Senado con los que estamos manteniendo reuniones".

El sindicato insiste en que "tratará con cada afectado su caso" y, llegado el caso, "reclamará en el orden contencioso administrativo que se conceda la condecoración negada por el Ministerio" a aquellos agentes que "garantizaron la convivencia en Cataluña frente a quienes trataban de romperla desde la violencia y la radicalidad, buscando acabar con la vida de los agentes allí desplegados".