El campo vuelve a tomar las carreteras españolas. Tras varias semanas de movilizaciones para reclamar "precios justos" y políticas concretas para paliar su situación, este viernes cientos de agricultores están colapsando Mérida, Murcia,  Guadalajara y algunos puntos de Tarragona. 

Uno de los focos más importantes de las movilizaciones de este viernes vuelve a ser Mérida, donde cientos de agricultores se manifiestan frente a la Presidencia de la Junta de Extremadura, donde se reunirán con el presidente Guillermo Fernández-Vara. 

En Molina de Aragón (Guadalajara), unos 200 tractores han ocupado las carreteras de esta localidad para denunciar la grave situación que atraviesan sus explotaciones por la falta de rentabilidad.

También una tractorada recorre desde esta mañana Murcia. La Guardia Civil de Tráfico ha procedido al corte del acceso a Ronda Sur desde la autovía A-30, en dirección a Murcia, para facilitar la entrada de tractores que denuncian la "asfixia" del campo murciano. 

5.000 agricultores se concentran en el Palacio de San Esteban, sede del Gobierno regional, junto con tractores de diversas comarcas.