Los letrados del Parlament cambian de criterio sobre la cuestión clave de la retirada del acta de diputado de Quim Torra ordenada por la Junta Electoral y refrendada por el Tribunal Supremo. Los servicios jurídicos se inclinan ahora por indicar que Torra debería dejar de ser president al haber perdido su condición de diputado autonómico.

Noticias relacionadas

En un primer momento, los letrados veían compatible el cargo presidencial con la pérdida del escaño. Pero en el pliego de alegaciones que han enviado  Supremo, se admite ahora que "la condición de diputado es, por tanto, requisito necesario para ser Presidente de la Generalidad", según adelanta el texto recogido por El Periódico

El texto matiza que "a pesar de que la norma no lo diga expresamente, es posible interpretarla en el sentido que esta condición no solo actúa en el momento de la elección, sino que ha de mantenerse mientras se desarrolle el cargo". 

Este cambio de opinón se produce a dos días de la reunión prevista entre Quim Torra y Pedro Sánchez, que se producirá este jueves en Barcelona. 

Los letrados alegan también que la sustitución de Torra por parte de la JEC es de "legalidad más que dudosa" y acusan al órgano electoral de meterse en las competencias del Parlament de Cataluña: "El acuerdo de la Junta Electoral pone en riesgo esta premisa por adolecer de un vicio de incompetencia en perjuicio de las atribuciones que corresponden al Parlament". 

El texto de los letrados del Parlament deberá aprobarse en el pleno de este miércoles.