El Gobierno no espera ningún resultado concreto de la reunión que este jueves mantendrán Pedro Sánchez y Quim Torra en Barcelona. Así lo ha indicado, en múltiples ocasiones, la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la rueda posterior al Consejo de Ministros de este martes. 

Noticias relacionadas

"No esperamos resultados a corto plazo" más allá de "establecer entornos de diálogos"; una especie de "raíles" por los que pueda transitar la relación entre el Gobierno y la Generalitat en el futuro. 

En ese futuro, en realidad, es muy poco probable que esté Torra, pendiente de que el Tribunal Supremo resuelva sobre su inhabilitación como president de la Generalitat tras haberlo hecho sobre su condición de diputado. Es en ese momento como máximo, cuando se acerque el fallo judicial, cuando se espera que disuelva el Parlament y convoque elecciones, probablemente tras haber aprobado los Presupuestos de la Generalitat para 2020. 

Sánchez viajará a Barcelona con la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, aunque la reunión será a solas entre los dos presidentes, tal y como reclamaba la Generalitat. 

Distintas prioridades

El propio Torra ya ha avanzado que quiere tratar con Sánchez la autodeterminación, una amnistía para los políticos independentistas en prisión y el fin de lo que él considera "la represión". Sin embargo, el Ejecutivo cree que es más conveniente abordar asuntos de gestión del día a día, como los efectos del temporal o el estado de la red ferroviaria y los problemas de las Cercanías. 

"Nos encontramos en las antípodas de nuestra concepción del Estado", ha reconocido Montero. "Por eso es importante el diálogo". "Este Gobierno no espera frutos en el corto plazo porque sabe que son muy difíciles". 

Sin fecha para la próxima reunión

Por no esperar, el Gobierno no cree ni que de este encuentro entre presidentes salga la cita de otro foro, la Mesa de Gobiernos, cuyas líneas maestras fueron pactadas por el PSOE y ERC (que integra el Govern de la Generalitat) y que sellaron la investidura de Sánchez. Para fijar fecha y hora para esa cita hay que hablar con ERC, que no mantiene las mejores relaciones con Torra hasta el punto de ser ese el motivo de la ruptura del Govern. 

Fuentes del Ejecutivo advierten de que serán necesarias "muchísimas reuniones" de la Mesa de Gobiernos hasta llegar a algo concreto, por lo que el horizonte se sitúa, forzosamente después de las elecciones en Cataluña. "Va a requerir tiempo", dijo la propia Montero durante la rueda de prensa.