Fernando Grande-Marlaska confirma la transferencia de las competencias de Tráfico a Navarra. Se hará en "términos graduales" en los próximos meses en función de las circunstancias políticas, económicas y sociales. En cuanto al futuro de los agentes del Instituto Armado en la región, el ministro del Interior ha afirmado: "La Guardia Civil no va a salir de Navarra".

Noticias relacionadas

El ministro del Interior ha comparecido este jueves ante los medios para presentar el
balance de siniestralidad en carretera correspondiente al año 2019. En dependencias de la Dirección General de Tráfico, Marlaska ha valorado la cesión de las competencias a Navarra, rubricadas en el acuerdo de investidura de Pedro Sánchez entre PSOE y PNV.

El ministro ha confirmado la cesión de las competencias. Un movimiento que ha provocado un hondo malestar entre los guardias civiles: según los agentes, Marlaska les había prometido que no se transferiría Tráfico a la Comunidad Foral, al menos en un futuro inmediato. Asociaciones representativas del cuerpo han llegado a pedir su dimisión.

La decisión deja en el aire el futuro de casi 200 agentes destinados en Navarra que desempeñan labores de seguridad vial. Los agentes consideran que es un primer paso hacia su expulsión, tal y como piden sectores independentistas en la región.

Según el ministro, el acuerdo entre el PSOE y el PNV no supone la expulsión de los agentes de la Comunidad: "La Guardia Civil no va a salir de Navarra". Según Marlaska, la Guardia Civil representa "un papel importante en la cohesión territorial y en la conexión con el mundo rural".

A su juicio, lejos de la expulsión de la Guardia Civil de Navarra, se está trabajando "en el incremento de efectivos" en toda España y también en la Comunidad Foral: "Necesitamos guardias civiles en Navarra como los necesitamos en el País Vasco, en Cataluña o Extremadura".

"Marlaska nos mintió"

Como adelantó EL ESPAÑOL, la firma del acuerdo entre PSOE y PNV provocó un fuerte rechazo en el seno de la Guardia Civil. Las asociaciones del cuerpo arremetieron duramente contra el ministro del Interior y contra el director del Instituto Armado, Félix Azón.

Según las explicaciones de los agentes, Marlaska y Azón les aseguraron en varias ocasiones que no se cedería Tráfico a la Comunidad Foral. "Marlaska nos mintió", aseveran los guardias civiles.

De acuerdo al acuerdo entre ambas fuerzas políticas, la transferencia de Tráfico se tiene que realizar en un periodo de seis meses.